Noticias

«Argentina se está cicatrizando de un proceso que comenzó en el 2001»

El representante del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, el rabino Sergio Bergman, dialogó en exclusiva con Noticiero 7, vía satélite, y habló de lo realizado en estos meses de gestión desde el organismo, en relación a lo hecho en la gestión anterior.

“La participación comienza desde la sociedad civil. Por eso alentamos a todos los ciudadanos a que participemos y nos involucremos, lo que no implica que todos los tengamos que hacer de la misma forma”, sostuvo Bergman al hablar del presente del país en cuanto a lo político-social. Y agregó, “Argentina viene cicatrizándose de un proceso que comenzó en el 2001, donde decíamos “que se vayan todos”, pero no resolvimos nada, porque algunos se quedaron y querían hacerlo para siempre. La idea de que nos metamos todos, en la medida de nuestras posibilidades, es un cambio cultural”.

Respecto a las políticas ambientales, el ministro destacó que “una buena noticia es que se creó un Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que antes era una secretaría que dependía de la Jefatura de Gabinete. Si recordamos, a modo de inventario, no hacía falta leer el informe para ver el estado en el que lo recibimos y ver que Ambiente no era una política ambiental, si no la administración de cajas”.

“Ahora tenemos una oportunidad, que no es comparativa con la mala praxis anterior, si no que hay que aspirar a que Argentina desarrolle una política ambiental, que vuelva al mundo asumiendo que dedicarnos al ambiente y al desarrollo sustentable es una política de derechos humanos, y es una deuda que tenemos pendiente”, remarcó Bergman.

Cuando se le consultó sobre el proyecto “Bosques Nativos y Comunidad”, el referente del área aseguró que es uno de los primeros proyectos, y que es muy relevante para Argentina. “Fue la decisión del presidente Macri, no sólo de crear un Ministerio de Ambiente, si no de haber suscripto el acuerdo de París que compromete a la Argentina a tener una estrategia respecto al cambio climático. Santiago del estero es una de nuestras provincias donde estos programas tienen una incidencia muy relevante. Bosques y comunidad, ganadería sustentable en los bosques nativos, son prácticas por las cuales tenemos que romper esta idea de que cuidar el ambiente es conservarlo sin desarrollar ninguna actividad”, sostuvo.

Agregó, “hay un compromiso con nuestras comunidades originarias. Hay una idea de darles sustentabilidad a aquellos que cuidan nuestros pastizales y nuestros bosques. Que puedan hacer ganadería y al mismo tiempo el bosque sea fuente de vida, no solamente para la reserva no sólo para los árboles, si no para la sustentabilidad de nuestros pobladores y referentes de la actividad rural, que evidentemente están preocupados porque ven una atención que para nosotros es una complementación entre cuidar el ambiente y desarrollar la actividad productiva”.

 

Fuente: Diario Panorama