Noticias

Bergman participó del encuentro para la protección y conservación de las tortugas marinas

El ministro rabino Sergio Bergman formó parte de la primera jornada de la Octava Conferencia de las Partes (COP8) que evalúa la aplicación de las disposiciones de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT). Dicha convención está integrada por Argentina, Belice, Brasil, Chile, Costa Rica, Honduras, México, Guatemala, Ecuador, Estados Unidos, Panamá, Países Bajos del Caribe, Perú, Uruguay y Venezuela, y fue adoptada en 1996.

Bergman se refirió al compromiso de la cartera a su cargo con “estas importantes agendas, que no resisten límites geográficos ni soberanías nacionales”. “Asumimos con orgullo una agenda global, universal, que nos compromete a todos por igual. El concepto de sustentabilidad aplica a toda forma de vida sin distinción”, declaró el ministro. “Tenemos una responsabilidad no por nosotros sino por los que vienen. Y por eso estamos trabajando con el conocimiento técnico y científico de calidad “, finalizó Bergman.

“Creemos que este es un buen camino para integrar una política activa, enfocada en resolver los problemas que tenemos vinculados a la conservación del Mar Argentino y en este caso a estos recursos”, aseguró por su parte el secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, Diego Moreno, quien participó de la apertura de la jornada. “Argentina tiene 4 especies de tortugas que nos visitan periódicamente, por lo que creemos que es un recurso valiosos y requiere un esfuerzo, que no es individual, sino que, a través de este espacio, debemos fortalecerlo con iniciativas a nivel regional y global”.

Cabe señalar que el Mar Argentino se encuentra dentro de la ruta migratoria de cuatro especies de tortugas marinas y constituye un área de alimentación y desarrollo para las mismas. Al momento, se detectó la presencia de tortugas: verde (Chelonia mydas), cabezona (Caretta caretta), carey (Eretmochelys imbricata) y laúd (Dermochelys coriacea). Además, la tortuga cabezona y la tortuga verde son especies amenazadas, mientras que la tortuga laúd se encuentra en peligro de extinción, según la categorización establecida en la Resolución de la ex Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable 1055/2013.

La CIT es un tratado intergubernamental que promueve la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de los hábitats de los cuales dependen, sobre la base de los datos más fidedignos disponibles y considerando las características ambientales, socioeconómicas y culturales de los países Parte. En 2010, Argentina sancionó la Ley N.° 26600 que aprueba la CIT y en 2011, se ratificó. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable es la autoridad de aplicación de la CIT. En nuestro país, diversos organismos del Estado trabajan en el tema en forma conjunta con organizaciones de la sociedad civil e instituciones dedicadas a la investigación.

Finalmente, el coordinador general de la Dirección General de Recursos Hídricos y Acuáticos de la Cartera de Ambiente y presidente de la COP8, Antonio de Nichilo, declaró: “Hemos trabajado intensamente en un plan de acción con objetivos que se han traducido en dos programas centrados en la interacción que ejercen las pesquerías con las tortugas y los plásticos”.

En la apertura de la jornada, también participaron: Dolores Duvergés, subsecretaria de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio; Javier García Espil, director Nacional de Biodiversidad y Recurso Hídricos; Oscar Fernández, director de Gestión Ambiental de Recursos Hídricos y Acuáticos y representantes de los países integrantes de la convención. El encuentro continuará hasta el 30 de este mes.

Dejar un comentario