Noticias

HomeReflexionesConmemoración Víctimas del Holocausto

Conmemoración Víctimas del Holocausto

En el lenguaje corriente, se asocia al holocausto con genocidio, matanza. Pero es fundamental remarcar que el término Shoáno significa sacrificio u holocausto, sino que, a partir de su aparición en el libro de Isaías capítulo 47, entendemos Shoácomo un viento devastador, que arrasa con todo lo que encuentra a su paso.

El término hebreo de holocausto sería Olá, sacrificios en el fuego que el pueblo de Israel realizaba durante la época en el que el Templo de Jerusalem existía.

A las víctimas del Holocausto, las recordamos como víctimas de una humanidad que, a la luz de los hechos, fue protagonista, cómplice, testigo o indiferente.

En un proceso de degradación de lo humano, los mártires de la Shoá santificaron lo humano: escribían poesías, celebraban casamientos en los ghettos, arriesgaban sus vidas por solidaridad con su prójimo.

En la época profética se interpretaban las aniquilaciones y destrucciones del pueblo de Israel por el incumplimiento de los preceptos de D-s.

Para nosotros, la Shoá no tiene el mismo principio de justificación. Podemos explicar, no justificar.

¿Cómo D-s permitió esto?, ¿Dónde estaba D-s cuando pasaba lo que pasaba en Auschwitz y en otros campos de exterminio?

Frente a todos estos interrogantes, preferimos quedarnos con la fuerza del interrogante más que con una respuesta lineal.

D-s creó el bien y el mal, decimos Boré et hakol, el que crea todas las cosas, y dentro de esas creaciones, hizo al hombre con libertad de elección. D-s no es responsable del ejercicio de esa libertad. Él no rinde cuentas, somos nosotros individualmente y como humanos los que debemos hacerlo.

Se antepone a la pregunta teológica: ¿Dónde estaba D-s?, la pregunta de conciencia, universal y religiosa: ¿Dónde estaba el hombre?, creado a su imagen y semejanza y que se degradó en menos que humano en su elección por el mal, por acción u omisión en esta tragedia judía y fundamentalmente humana.

Estamos presentes en el dolor de los que se preguntan por qué D-s no hizo o no hace algo. Pero nosotros culpamos y denunciamos a la humanidad. Porque hacemos un llamado de atención: esto pasó y puede volver a pasar.

Que esta pregunta existencial acerca de la participación de D-s no inhiba el accionar cotidiano, el testimonio y compromiso de hacer lo suficiente, en el campo de la acción comunitaria, colectiva, universal, para poder evitar que una nueva tragedia suceda.

En memoria y bendición.

Rabino Sergio Bergman

18 Responses to “Conmemoración Víctimas del Holocausto”

By Rodrigo Jones - 10 febrero 2013 Responder

El Holocausto fue imposible de ocultar ante la vista de la humanidad dado que significó la desaparición y el exterminio de millones de vidas en un periodo de tiempo relativamente corto. Fue como un viento Shoa huracanado, sumamente devastador e intenso, pero que duró lo que la guerra. En Argentina, si bien no hemos padecido una masacre de semejante magnitud, pareciera ser como si nos hubiésemos acostumbrado al silbido de cierto tipo de viento, menos intenso, pero igualmente devastador, que a lo largo de los años ha ido despojando a la República de sus principios y valores fundamentales, pilares básicos de la sociedad. Vivimos una degradación moral, económica y social sin precedentes, y que no parece tener fin, que a esta altura, ademas, resulta innegable e imposible de ocultar ante los ojos de la humanidad, y de nuestros vecinos, que nos miran asorados. De manera análoga al experimento de la rana en agua caliente parecería ser que padecemos un adormecimiento mortal. Dios se apiade de todos nosotros.

By roberto rabinovich - 30 enero 2013 Responder

Apreciado rabino: le escribo desde una posición de incrédulo, por no decir de ateo, porque sería simplemente hacer demasiado importante mi actitud vital. No creo pero me considero parte de un pueblo, el judío que me incluye, en gran parte por la actitud y prejuicios de los no judíos. Mi actitud, sin embargo, no es pasiva pues, donde me encuentro, defiendo los valores de nuestra historia y cultura, dentro de lo que conozco y de los que me siento orgulloso. Desde esta posición me permito disentir de usted puesto que achacarle la responsabilidad del Holocausto a la Humanidad es injusto. Ni en la «Humanidad», ni siquiera entre los alemanes, hubo unanimidad respecto al genocidio nazi, como no lo había habido anteriormente ante casos similares como el genocidio armenio o las masacres en el Äfrica colonial. Creo que la «humanidad» avanza muy lentamente hacia una mayor tolerancia de la diferencia que mejora las condiciones para la coexistencia pacífica en un mundo de «diferentes». La cultura, de la que forman parte las legislaciones nacionales y universales que se han ido adoptando desde el fin de la 2ª guerra, que prohiben cualquier tipo de discriminación, son parte de un lentísimo progreso que medido con la vara individual es largo pero con la vara de la raza humana es un suspiro. Respeto su posición y sus creencias que considero contribuyen a mejorar la convivencia social y a los seres humanos individualmente. Sin embargo creo que hablar de un colectivo (Humanidad) y hacerlo responsable de los crímenes cometidos por ciertos hombres, en cierta época y con cierta ideología, no ayuda al progreso. Un fuerte abrazo solidario, Roberto Rabinovich

By Ramón Beltrán Costa - 29 enero 2013 Responder

Excelentes reflexiones, como todas las tuyas que nos aportás y respondés a nuestro voto, agregando valor y buscando la mejora continua, que considero es nuestro norte para no recurrir a lo mismo ya que si pasó, puede volver a pasar, lamentablemente. Está en el ser humano la compulsión a la repetición de errores y debíeramos negociar con los políticos más serios una convocatoria para lograrlo. Un abrazo de fe y esperanza

Ramón BC 29-1-13

By Horacio Barcellandi - 29 enero 2013 Responder

Que D-os nos de la Paz necesaria para comprender semejante dolor!
Que esa santificación de lo Humano experimentada por los que nos precedieron nos llegue con toda su significación.
En busca de esos valores colectivos, para que la existencia entre nosotros sea nuestro mayor bien.
Amen.

By Julia - 28 enero 2013 Responder

Y,justo en este día,tan significativo para la humanidad toda,nos enteramos del pacto espurio entre nuestro país y quien nos niega! Me siento atónita,devastada.Es una afrenta a todos nosotros,argentinos, que hemos sufrido dos atentados.No es sorpresa,es indignación!Quisiera tu reflexión,sin eufemismos.Porque la comprensión no alcanza,ante esta herida que,nuevamente,nos infringen con total impunidad. Espero tus palabras,como siempre. Un abrazo cordial.

By mariana ferreiro - 28 enero 2013 Responder

adhiero en el dolor y la memoria

By Tely Benin - 28 enero 2013 Responder

Gracias por recordarnos y darnos una oportunidad de homenajear con el recuerdo y el compromiso.Los interrogantes siempre estaràn , nuestra fe tambièn. Muchas gracias Tely

By walterio - 27 enero 2013 Responder

SOY CATOLICO Y PARTICIPO PARA QUE, NADIE OLVIDE HASTA DONDE, EL SER HUMANO ES CAPAZ DE DEGRADARCE

By Juan Alberto Pittaluga - 27 enero 2013 Responder

cuanta razon tenes Sergio al preguntar: donde estaba la humanidad??; por que no se unieron todos los paises para frenar estos actos espantosos de barbarie, apenas se iniciaron ???.-

By Caia Cantarelli - 27 enero 2013 Responder

Estimado Rabino Bergman:
Desde que Caín mató a Abel la crueldad humana se cebó en vidas a lo largo de los siglos. Hay muchos ejemplos de cómo D–s ha castigado la rebeldía, la traición, la irracionalidad de sus hijos humanos. Ej.: la esclavitud hebrea en Egipto. Quizás la Shoá haya querido demostrar al Hombre que lejos de Dios, NO hay vida humana posible,que lejos de Su Amor el Hombre pierde el rumbo y se convierte en el más cruel asesino de sus hermanos… Creo SIN DUDAR q ya es hora q la Humanidad vuelva a D–s y compruebe el gozo sin límites de vivir en SU AMOR.
AMOR q NO es lo q el Hombre vive hoy sino un AMOR Q LLENA EL ALMA HUMANA DE LA MÁS PURA Y PERFECTA FELICIDAD.
Que el Señor lo bendiga e inscriba su nombre en el Libro de la Vida!

CAIA

By Inés Mercedes LIESTE MORENO - 27 enero 2013 Responder

lamentable el HOLOCAUSTO, LAS GUERRAS, LAS PRESECUCIONES Y COMO SINTETIZANDO LAS SABIAS REFLEXIONES : QUE EL HOMBRE NO SEA RESPONSABLE DE LOS DESASTRES, QUE LA FORMA INFANTIL DE ECHAR CULPAS SEA ERRADICADA Y QUE HAYA PAZ…

By Rubén Fistraiber - 27 enero 2013 Responder

EXCELENTE!!
Rubén

By Maria de los Angeles - 27 enero 2013 Responder

Estimado Sergio: Hoy se conmemora el dia, que la humanidad toda, perdio su rumbo, y todos, incluso los no nacidos en esa epoca, debemos avergonzarnos,de semejante barbarie Y peor, los que aun hoy son capaces de negarlo.

Siempre tan claro y medido!!!.

Bendiciones. Angeles

By Tito - 27 enero 2013 Responder

Cuantas más penurias debemos pasar en aras de la libre elección del hombre, cada vez más elegimos, sabiendo que es el mal camino el que vamos, por egoísmo, por el poder ilimitado. debemos juntarnos todos en un sólo propósito, sentirnos unidos por ayudaros los unos a los otros, si no queremos que nuestras vidas sigan degradándose cada vez más y con cada vez mayor aceleración. Hagamos todos un poco cada uno para entender que el camino no es ir uno contra otro, porque inevitablemente en algún punto chocaremos, y eso es destrucción…Gracias Sergio

By teresa - 27 enero 2013 Responder

gracias Sergio por la generosidad de ofrecerte en tus pensamientos. Hay muchas cosas que permanentemente bregan por desunir, y tantas otras que se transforman en comun-unión. Bendiciones Teresa

By María - 27 enero 2013 Responder

Dios no es responsable… ¿Qué necesidad tenía Dios de crear al hombre si sabía que su destino sería en parte el sufrimiento?

By Mirta Sattler - 27 enero 2013 Responder

¡Buen domingo en el Señor, Sergio!
Me quedo con eso que dices: «a las víctimas del Holocausto, las recordamos como víctimas de una humanidad que a la luz de los hechos, fue protagonista, cómplice o testigo indiferente».
La voladura de la Amia, la embajada de Israel… los holocaustos cotidianos nuestros y del mundo todo… víctimas de la humanidad.

By fernando Chiappe - 27 enero 2013 Responder

Siempre la Historia nos enseña…
está en los hombres aprender de ella .
Dios nos ilumine y aprendamos