Noticias

HomeReflexionesDel ciudadano por elección

Del ciudadano por elección

Moisés llamó al pueblo de Israel para presentarle los estatutos con el fin de que los escucharan, los aprendieran y los pusieran en obra. Cada una de estas instancias forma parte de una pedagogía del pacto: escuchar, aprender, guardar y practicar.

La primera instancia es la de escuchar. Saber escuchar determina la capacidad del individuo para prestar atención, dejar de hablar o de hacer para poder profundizar la reflexión de su accionar y, entonces, avanzar. El acto de escuchar se funda —como disposición— en la vocación que se tiene para recibir un llamado, un mensaje que está orientado a nosotros. En este primer escalón nos encontramos como ciudadanos dispuestos a escuchar un llamado. Somos convocados por la Nación que nos dice que ella misma y nosotros nos constituimos por los estatutos del pacto, cuando lo suscribimos.

Luego de la escucha viene el aprendizaje. Como proceso, aprender implica ejercicio, disciplina, incorporar como propio lo adquirido por la experiencia o por los conocimientos que nos transfiere el maestro. Muchas veces escuchamos y entendemos, más aún, hasta acordamos, pero no necesariamente aprendemos. Así como les enseñamos a nuestros hijos la necesidad de constancia y dedicación para el aprendizaje, de la misma forma nos debemos una formación cívica que no solo consiste en repetir de memoria un saber, sino en aprenderlo. […].

La integración de la experiencia del aprendizaje en nuestras acciones cotidianas es la dimensión de lo simbólico y de lo real por la que somos conocidos y reconocidos como hijos de este pacto, de esta nueva alianza. Hay un componente normativo que el pacto propone: de no sostenerse deja de serlo; y uno autónomo, libre y responsable, en el que me afirmo en mis acciones, en la obra de mis propias manos, en el que soy por decisión propia parte indisoluble de una unidad, a la que me sumo por elección, sostenida en el tiempo y siempre renovada en la capacidad de integrar el pacto a mi vida, y mi vida al pacto.

Moisés, también, proclama que no solamente con nuestros padres, sino con nosotros mismos, aquí y ahora, se celebra el pacto. La dimensión del registro histórico de un tiempo que pasó deja de ser solo recuerdo, se hace memoria activa, revitalizada en nosotros que estamos hoy aquí y que, ahora, sellamos el pacto que nos involucra como compromiso existencial. Heredado por nuestros padres, dado que nunca ellos pueden pactar por nosotros —pues lo hicieron en su propio pacto también para nosotros—, cada generación debe renovarlo y volver a sellarlo.

Algo similar hicieron nuestros próceres cuando firmaron el Pacto Constitucional, pero no por ello está garantizado eternamente. Una de nuestras mayores debilidades es que no hemos renovado este compromiso con lo cívico como pacto sagrado. Lo haremos, también, para nuestros hijos, quienes a su debido tiempo ratificarán o rectificarán lo actuado por nosotros frente al pacto para que libre y responsablemente, en su generación, le den continuidad.

Dado que nuestra cosmovisión cívica es espiritual, volvemos a afirmar lo sagrado del ámbito personal en el que uno toma la ciudadanía por elección y se convierte en el ciudadano que se propone ser. El término ciudadano por elección que aquí proponemos no debe confundirse con el de ciudadano por opción. No es una opción en términos jurídicos, sino que hablamos de una ciudadanía que se elige en su dimensión espiritual.

En agradecimiento y bendición.

Rabino Sergio Bergman

Fragmento del libro «Argentina Ciudadana. Con textos bíblicos».

9 Responses to “Del ciudadano por elección”

By Augusto Ceada R.U. - 14 mayo 2013 Responder

Es MI DIOS por que lo siento MIO, íntimamente MIO.
“Temor de Dios” es temer a defraudar a quien amamos el cual sentimos parte nuestra
Mi visión TOTALMENTE original para rediseñar nuestra realidad y pergeñar soluciones de fondo para nosotros, LOS ARGENTINOS, se basa en la premisa de que ante Dios y la ley (que es la religión sin dioses donde el que juzga es el hombre) Somos todos iguales… pero si nacemos en la argentina en un hogar “acomodado” tendremos salud, alimentos, techo, educación, futuro, etc, pero si nos toca nacer en un hogar con pobreza estructural… ya dejamos de ser iguales… La “justicia social” es ser realmente justo y equitativo con el dueño del país y como tal, tener derechos y obligaciones y no solo obligaciones en un solo: vote, tribute y cállese!
Principio de solución: COPARTICIPAR mensualmente también al argentino ( a cada argentino) de los beneficios que comercialmente arroja la nación con el accionar de nuestra gente.
O sea :
Coparticipación nacional;
Coparticipación provincial;
Coparticipación comunal y
COPARTICIPACIÓN a los DUEÑOS del país.

Si no se coparticipa al argentino en lugar de ser DUEÑO del país es solo un súbdito de la “corona” o “dinastía” de turno donde la plebe debe pagar tributo al poderoso soberano y sus aparatos (léase: funcionarios)
El argentino promedio NO se siente DUEÑO del país!. Es triste, lo siente ajeno y por eso vale todo y algo más…
Coparticipando al DUEÑO, TODO CAMBIA.

Al tener mensualmente cada argentino lo que genere de utilidades (ese mes) la balanza comercial, se elimina la miseria (sobre todo la estructural), la inanición, los subsidios (prácticamente desaparecen), los clientelismos, etc.

Cambia por fuerza de la razón la plantilla del “enjambre” de impuestos y se busca algo equitativo a la renta que generan las actividades (eliminando entre otros y por supuesto el IVA a los alimentos), como consecuencia da tranquilidad de subsistencia a los argentinos, baja el delito, aumenta la escolaridad, mejora la salud, etc, etc, etc.

Creo que analizando desde este ángulo podríamos cambiar las cosa en ESTE país y que llegue a ser NUESTRO PAÍS.
Sería una verdadera revolución!
Se cambiaría de esta forma totalmente las pautas y parámetros socioeconómicos.

La constitución habla de la propiedad privada y los alcances jurídicos de la misma y si lo extendemos a la nación?. Seríamos Dueños de la misma y cuidaríamos mucho más lo nuestro por sentido de pertenencia y seríamos TODOS igualmente dueños y se acabaría la DESIGUALDAD.

Deberíamos cumplir con la constitución del 94 sobre este particular, (tema no tratado todavía) y reasignar la coparticipación incluyendo en el debate un punto de vista así.
Sinceramente, con el fin de aportar un nuevo enfoque de la global problemática, le remito estos pensamientos augurándole desde ya un venturoso 2013.

Sería de mi agrado conocer sus comentarios al respecto.

By Mario Tomasow - 13 mayo 2013 Responder

Siempre es un placer escuchar los anaslisis politcso y religioso del rabino. Le deseo suerte en el Pro y donde sienta que puede seguir predicando la democracia. Casaste a mi ahijado con una catolica que decidió convertise al judaismo. Supongo, por amor él y al Dios de Todos los humanos

By Mirta Sattler - 13 mayo 2013 Responder

Sergio, soy ciudadana por elección, pero además creo por vocación. Me veo reflejada en lo que dices.
Necesitamos unos 10 millones de argentinos por elección.
¡Con todo mi afecto!

By Estele Silvia Benin - 12 mayo 2013 Responder

Escuchar , algo tan simple para comenzar y al que le dedicamos tan poco o casi nada de tiempo. Detenernos a escuchar o leer sus reflexiones es algo necesario y bueno para todos . Muchas gracias Tely

By Marta Estela - 12 mayo 2013 Responder

Gracias Rabino bendiciones.

By juan alberto pittaluga - 12 mayo 2013 Responder

excelentes como siempre tus reflexiones, Sergio, te pregunto, cuando volveras a dar una charla con debate junto con Santiago Kovadloff, como la que dieron en el Templo el año pasado ?.-
aguardo tu respuesta, atte., Juan Alberto.

By Lilian - 12 mayo 2013 Responder

excelente, como todas las reflexiones que he escuchado de Bergman.

By MIRIAM NORA GVIRTZ - 12 mayo 2013 Responder

RABINO BERGMAN
UN GUSTO , ESTAR CON VOS , EN LA CAJA DE LOS TREBEJOS!
TU CONFERENCIA HA SIDO , INTERESANTE, LLENA DE ESPIRITUALIDAD, Y DE PUNTUACIONES DE VALORES
LA VIRTUD, DESAPARECIO DE NUESTRO VOCABULARIO
HOY SE HABLA DE TRUCHO, ROBO, NO HAY PALABRAS DE PAZ!
INTRODUCIRE EN MIS DISCURSOS, PALABRAS ESERANZADORES Y DE PAZ
COMPROMISO ,Y SERIEDAD,
TRABAJO CON NIÑOS
TENGO UNA DISCAPACIDAD, ESTUVE EN TU FUNDACION CON LEA VAINER
GRACIAS!

By Carlos - 12 mayo 2013 Responder

Excelente Reflexión!

slot88 agen sbobet idn poker baccarat online tangkasnet pragmatic joker123 idn live sbobet ligasedayu pokerseri vegasslot77 togel online selot liga slot judi bola joker388 vegas77 vegas slot 77 selot88 slot deposit dana login sbobet