Noticias

HomeReflexionesEducar a la comunidad

Educar a la comunidad

Para llegar a una transformación en la sociedad, que se hace desde la autoridad y el poder, el testimonio del ciudadano, que encarna en su acción cotidiana una valoración de la aceptación de la diferencia, provoca una revolución sociocultural, amorosa, pacífica y disciplinada, en la cual, cada uno de nosotros, en lugar de frustrarse a la espera de que otro resuelva, ofrenda, concreta y cotidianamente, una acción de modificación y transformación.

Para lograrlo, es menester contar con una estrategia educativa y formativa espiritual, desde la dimensión de la ejemplaridad testimonial. No solo de aquellos que estamos sensibilizados, sino de los que están alejados y alienados en la realidad espiritual. Debemos como sociedad recuperar de la marginalidad a aquellos que nos son reconocidos en lo que son. Esa dimensión de inclusión permitirá que todos sean formados espiritualmente en la aceptación de una diferencia.

Las entidades educativas, las comunidades, las familias, deben incorporar un plan de trabajo sobre la diferencia y la diversidad como un desafío. No podemos dejar a nuestros hijos, a nuestros alumnos, en un mundo diverso, sin darle algún patrón de administración de esas diferencias. Cada día les respondemos preguntas sobre las diferencias, y fundamos estos principios con el lenguaje: “pobres”, “malos”, “discapacitados”, “feos”. Con el modo de denominar la diferencia, generamos los sustentos que, con posterioridad son ratificados y profundizados, o rectificados y vueltos casi a cero.

También es importante porque se establecen categorías de clase, de etnia, de grupo, de nación, de corporación, de gueto. Se comparten las denominaciones, los adjetivos, no necesariamente los valores, aún dentro de una misma organización, una misma institución, empleamos tiempo en administrar aquellos supuestos que confiábamos eran compartidos.

Esta actitud debe transformarse en un recurso para la educación integral de cualquier niño. Se trata de formar personas desde un modelo de ejemplaridad. Preguntarnos cómo hago para que mi hijo sea lo mejor de mí pero mejor que yo.

En amistad y bendición,
Rab. Sergio Bergman

Del libro Celebrar la Diferencia. Unidad en la Diversidad

24 Responses to “Educar a la comunidad”

By Maria - 6 marzo 2012 Responder

Estimado Sergio:, una vez mas es un lujo y un placer contar con tus reflexiones dominicales, tan claras, y concisas, que nos ponen frente a la realidad cruda de nuestro presente….el mio primero, el de todos,hay que trabajar mucho para revertir nuestras falencias como sociedad, como ciudadanos. Una vez mas gracias por acercarnos tus palabras y tu espiritualidad cada semana sin esta ultima, es imposible consegir lo primero…Gracias.

By María Rosa - 5 marzo 2012 Responder

Gracias por este espacio de comunicación que nos permite expresar y conocernos,estoy a vuestro interés,en lo que pueda ser útil en lo referente a educación y cultura.

By Claudian Frim - 5 marzo 2012 Responder

Estimado Sergio, como siempre muchas gracias por compartir estas reflexiones tan interesantes. Qué complicado es el tema de hoy! Debido a mi profesión (médica de Salud Pública), tanto dentro del consultorio como fuera de él, sigo y seguiré intentando realizar promoción de la salud. En mi experiencia de trabajar con distintas comunidades, surge la conclusión de que cada una de ellas tiene distintas necesidades, distintas representaciones sociales, y por lo tanto, distintas maneras de encarar la educación para la salud, que en síntesis consiste en cambiar el estilo de vida.
Pero puedo decir, sin lugar a dudas, que sin la guía de Dios en la vida de cada uno, no puede haber un cambio verdadero en este mundo tan convulsionado con tanta corrupción.
Te dejo una porción de la Biblia, Palabra de Dios, Proverbios 1:7: «El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza»
Dios te bendiga. Claudia.

By Tely Benin - 5 marzo 2012 Responder

Es la esencia.El que lidera debería comenzar por esta premisa y a partir de ella desarollar cualquier programa de gobierno. Mentes amplias, pensamientos claros y corazones grandes son ( entre otras cosas ) necesarios para llevarlo a cabo. No es el caso de Argentina , en estos tiempos. Lamentable . Muchas gracias poor su incansable aporte cada semana. Tely

By andrea barone - 5 marzo 2012 Responder

soy médica, me dedico a la tarea asistencial.
me interesa colaborar
¿cómo puedo unirme al grupo?
andrea barone

By Laura - 4 marzo 2012 Responder

En educar hay dos: el alumno y el maestro. «Cuando el alumno está preparado aparece el maestro». Del alumno dependerá qué ejemplos recibió de sus padres, de sus amigos, de los vecinos y del maestro dependerá qué le va a enseñar (a leer y a escribir, un oficio, cómo se integra a la comunidad y así siguiendo). Pero más allá de hechos concretos, del enseñar y aprender, está la capacidad de autodeterminarse del alumno a través de su libre albedrío ya que en el futuro tomará decisiones que podrán o no estar fundamentadas en la realidad.
Creo que la distinción entre el bien y el mal es el fundamento de la educación.

By ALFREDO AMAYA - 4 marzo 2012 Responder

SERGIO: COMO PORDEMOS EDUCAR A LOS GOBERNANTES, CUANDO ESTAN DICIENDO QUE EL PAIS , LA GENTE, ESTA TODO BIEN. NO VEN LOS SERVICIOS PUBLICOS, EDUCACION, SEGURIDAD.ETC. QUIEN INSTRUYE A NUESTROS GOBERNANTES, EN ESPAECIAL A LA SRA. PRESIDENTE, PARA SUS DISCURSOS? NO ESTAN A LA ALTURA DE LA REALIDAD. LA SRA. VIVE EN UNA BURBUJA, «O ES EL MICRO CLIMA DE LA CASA ROSADA, LA QUE ALIENTA SUS PALABRAS». LA QUITA DE SUBSIDIOS NOS PERJUDICA ENORMEMENTE, PORQUE LOS EMPRESARIOS NO VAN A PERDER, LO VAN A TRASLDAR A LOS PRECIOS Y QUIEN PAGA EN DEFINITIVA, EL PUEBLO. QUIERO QUE ALGUIEN ME DIGA LO CONTRARIO. SOY JUBILADO DE MENDOZA, QUE ESTA COBRANDO UNA MISERABLE JUBILACION, DESPUES DE HABER TRABAJADO Y APORTADO CASI 40 AÑOS. NOS QUITARON LOS SUSIDIOS AL AGUA, LUZ, GAS Y DEMAS SERVICIOS. QUIENES PAGAN, PREGUNTO.?
ALFREDO J. AMAYA D.N.I. 6894751

By fabiana - 4 marzo 2012 Responder

yo soy discapacitada, alguna etiqueta tengo que tener, desde hace unos años, tengo 44
y este espacio me sirve para reflexionar
gracias

By María Rosa - 5 marzo 2012 Responder

Puedes contar con mi amistad,si tienes una capacidad diferente,no es motivo para que bajes tu estima,por el contrario te conviertes en ejemplo de superación y evolución consciente y responsable del derecho y deberes que todos tenemos o deberíamos tener en una sociedad que tendría que aprender mucho sobre como construir la democracia.bendiciones!!!

By leon muicey - 4 marzo 2012 Responder

hola sergio. puedo colaborar con vos en este tema, como profesional y como padre. sólo comunicate conmigo y concertemos un breve encuentro.

By Maria Rosa - 4 marzo 2012 Responder

Los «DIFERENTES» son y siempre han sido el sustento de los comunes.Siempre han convivido y han compartido la vida, pero de distinto lugar. Los pobres comparten la vida con los que no lo son y unos se valen de los otros robandose sus bienes mutuamente. Todo se da en un marco de ilegalidad que aspira a ser lo mas justo que se puede ofrecer por el momento.Nuestros hijos crecen en una sociedad que manipula estos valores de aceptación de lo «DIFERENTE» y en la educación es donde ven con mayor claridad esa brecha separatista, esto los lleva a alejarse de todo lo que no es socialmente importante: La escuela pública, los barrios periféricos, los barrios usurpados por la inmigración explotada,los servicios a la comunidad etc.Entonces entran las categorías de villas,negros de m…,gobiernos de izquierda,de derecha,que se sirven de los mismos medios para su fin y así podemos seguir detallando.Nuetros hijos se acostumbran a convivir con estas diferencias y no a compadecerse de ellas.

By inemercedes - 4 marzo 2012 Responder

NUEVAMENTE GRACIAS POR LAS REFLEXIONES TAN ACERTADAS Y MÁS EN UNA SOCIEDAD COMO LA NUESTRA TAN DISCRIMINATORIA, DONDE A LAS PERSONAS A MODO SE INSULTO «SUAVE» LES DICEN «MOGÓLICOS» «AUTISTAS» «INFRADOTADOS» «SICÓPATAS» CUANDO ESAS DENOMINACIONES SE CORRESPONDEN A PROBLEMAS DE NACIMIENTO, Y NO HAY PERSONAS MÁS AFECTUOSAS QUE LOS DOWN!!!!

By ventura - 4 marzo 2012 Responder

La educación… palabra que estimo está mal utilizada, porque hay un concepto equivocado desde mucho tiempo. Hay un ministerio de educación, a los maestros se los considera educadores y estimo que la educación es aquella que recibimos diaria y cotidianamente desde bebé hasta nuestra independencia paterna, en el seno de nuestros hogares. La de la escuela se debería llamar instrucción y capacitación. Ministerio de Instrucción y Capacitación. Al haberse malinterpretado ese concepto básico, le damos a los docentes la responsabilidad de educar, cuando es resorte exclusivo de los progenitores, el maestro sólo instruye y capacita a quienes se supone ya vienen al colegio «bien educados». Por eso,ese abandono de los padres en su responsabilidad de educar, relegándola en los docentes, trae aparejado hogares donde los niños ya no respetan a sus padres, tanto en modales, gestos, palabras, actitudes, acciones, omisiones y se toman atribuciones cada vez más abusivas. Estos niños que no respetan a sus padres, no respetarán a sus pares ni a docentes en el colegio. El deterioro está en el hogar (en particular en esos que no se apegan con amor y devoción a un culto) por una decidia o falta de aptitud de los progenitores o encargados de la educación. Antes el padre imponía respeto sólo con su mirada y sus órdenes no eran discutidas.Hoy eso ha quedado como una utopía.

By Judith - 4 marzo 2012 Responder

Excelente, reflexión!! Comparto lo que decís, la realidad nos muestra que desde el ego no cambiaremos, seguiremos haciendo más de lo que decimos no querer, nos falta despertar a la realidad de que somos UNO, por lo tanto hablamos ilusoriamente de otros, cuando en realidad es de nosotros mismos de quien en verdad hablamos. Esas diferencias habitan dentro de nosotros. Como es el afuera, es el adentro y viceversa.
Educarnos y educar a nuestros hijos y nietos en la espiritualidad, que nada tiene que ver según mi parecer y experiencia con las religiones, educar en valores y aceptación que nada tiene que ver con ser sumisos, palabras que son sinónimos de amor y que nos muestran una perspectiva de amplitud y abundancia, en cambio la queja no solo es estéril, porque no modifica nada, sino que empeora la situaciones.
Saludos! y bendiciones de paz!

By Julio C. Ausili - 4 marzo 2012 Responder

Con respecto al último párrafo de tu reflexión, me permito agregarle que el Docente siempre debe tratar que el Alumno lo supere y sea mejor que él. Ahí estará su triunfo como Educador. Una vez más gracias Sergio por tus reflexiones

By María Rosa - 5 marzo 2012 Responder

estoy de acuerdo que el discípulo debería superar al maestro,hay muchos c asos en la historia,pero debemos tener en cuenta lo que escribió el Dr.José Ingenieros allá por los años treinta en psicología del mediocre «El telento es un delito que no perdonan los mediocres»la envidia es un sentimiento muy evidenciado en los pueblos de bajo nivel de desarrollo,por tal razón en nuestro país cuesta tanto construir la democracia.Si no tienes un desarrollo integral como para saber ubicarte en un justo nivel,ser un grande como para valorar a otros que están en un rol diferente,es imposible poner en práctica lo que propones (experiencia en carne propia)Pero sí estoy de acuerdo en lo que manifiestas,hay que trabajar mucho por los que nos sucederán,nuestra cultura,no es la del estudio y el trabajo,lamentablemente,hay tergiversación de valores,ya no son los mismos de épocas donde la educación en nuestro país era de oro.D–s permita que todo pueda cambiar para bien.

By HECTOR - 4 marzo 2012 Responder

ESTIMADO SR BERGMAN
LA EDUCACION EN NUESTRA SOCIEDAD,ES UNA MAS, DE NUESTRAS CARENCIAS SOCIALES.LA MEJOR EDUCACION DISPENSADA A UN NIÑO,O GRUPO, COLISIONA CUANDO,ALCANZADO EL TIEMPO DE LA AUTOCOMPRENSION PERSONAL,SE VIVE EN MEDIO DE LOS MAS TREMENDOS EJEMPLOS DE MENTIRAS,INSTITUCIONES AUSENTES COMO LA JUSTICIA,CON GOBERNANTES MENTIROSOS,EN FIN ES MUY DIFICIL EN ESTE CONTEXTO ASIMILAR LA ACEPTACION DE LA DIFERENCIA.ATENTAMENTE

HECTOR RIOS

By LEONOR CLIFTON GOLDNEY - 4 marzo 2012 Responder

Gracias por mandarme las reflexiones! Reconozco que los temas de la diversidad y de la diferencia me movilizan, me hacen caer estanterias cada tanto y lo veo principalmente con mis hijos. ( 5) : distintos entre sí y a la vez con cosas en comun. y ahora que vienen los nietos vuelvo a meditarlo seriamente. Qué les transmitimos como adultos con experiencia?…. Yo llevo incorporados muchos prejuicios que siento como trabas para la comunicacion. me parece que no me he detenido a pensar lo suficiente sobre qué significa ser persona. si a veces me cuesta ver las diferencias en mi familia …. cuanto mas fuera de ella. Tambien me he puesto a pensar que los distanciamientos se van produciendo justamente por buscar la igualdad para no lidiar con la diversidad y la diferencia lo que a mi modo de ver exaserva la envidia, los celos, los rencores y lo que se deriva de esto. debo cambiar! Debemos cambiar nuestra mirada. Pero qué difícil para nuestra generación.

Querido Sergio, entre lo diferente y lo inherente advierto un universo que sólo lo pone en escala humana el espíritu en el Tú. Ya con eso tenemos suficiente. Y si advertimos vocación para ir más lejos -que también eso es función de espíritu en nos-, ya cada uno se enterará. El espíritu sopla donde quiere. Todos oyen su sonido, pero pocos reconocen de dónde viene y a dónde va. Son aquellos que han nacido de él. Ese bautismo espiritual hace la diferencia y por cierto es fuente preciada y permanente de ejemplaridad que crece sin pausa como racimo. Un abrazo Francisco

By Edi - 4 marzo 2012 Responder

Si para transformar algo debemos empezar por nosotros mismos por los pequeños detalles de cada día en nuestro trabajo en la relación con los demás -es importante como estamos viendo al otro en nuestra sociedad – si lo miramos con la posibilidad de desarrollar su potencial – con la certeza de lograr incluir a todos porque cada uno es indispensable – de lograr el orden – la comunicación armoniosa de cada uno con el otro — dejando atrás la mochila de ignorancia que pretende estorbar –gracias por vuestro trabajo —

By Mirta Sattler - 4 marzo 2012 Responder

Los brasileros dicen «la crianza un día crece, vira en hombre y hace maldades».
El niño, salvo un mínimo porcentaje de excepciones culturales no hace diferencias. Sólo basta verlos jugar en un parque.
El problema radica entre el dicho y el hecho, hablar de ejemplaridad constituye un patrón inalcanzable para un simple humano, pero si a ésto le sumamos la hipocresía entre lo que decimos y lo que hacemos es casi natural que un niño al llegar a la adolescencia no entienda el camino a seguir.
Esta sociedad está plagada de doble discurso, sobre todo de los que se consideran ejemplares e impolutos.
Si nos consideráramos simplemente «humanos prójimos», todo lo demás estaría demás. Difícil, porque la sociedad está mas ocupada en humanizar a sus mascotas.

By natasha - 4 marzo 2012 Responder

Que lujo que son las reflexiones de los domingos, me encanta recibirlos, al menos asi siento un poquito de esperanza al ver que hay pensamientos tan logicos y que son concretables en el entorno que a cada uno le toca, espero que de a poquito se pueda ir logrando un pais mejor.. un saludo natasha

By felix juan borgonovo - 5 marzo 2012 Responder

caro rabino sergio de acuerdo. totalmente de acuerdo, pero para ello es necesario ademas difundir las condiciones de un ordeny una cultura democratica. se deben realizar reuniones de docentes con sus padres, explicarles la convivencia en las aulas, el respeto al vecino (no arrojar basura en la calle, no cruzar en medio de la calle, no salivar, cuidar los arboles, denunciar la rotura de veredas o del pavimento, no hacer ruido con las motos o los automotores, etc.
el gobierno de la ciudad de bs.as. debe ayudar a ello, poniendo a los empleados necesarios a las salidas delos colegios y en las esquinas importantes a difundir y hacer cumplir estas normas de convivencia. si es posible agregar alguna publicidad televisiva. gracias felix juan borgonovo

By María Rosa - 5 marzo 2012 Responder

Los temas que propones se dan en la disciplina de: Formación Cívica y Ciudadana ,en las escuelas secundarias,sólo que no se dan con criterios epistemólogicos,los docentes no todos están actualizados sobre dinámicas de grupos y entonces se pierde el objetivo.
De todos modos tu propuesta es correcta,comparto criteriosamente tu propuesta,hay que educar a los padres y ajemplo de Cuba(no es política)a travéz de los hijos educan a los padres.El tema educación da para mucho.Bendiciones