Noticias

HomeReflexionesEl rol de los jóvenes en los espacios de participación

El rol de los jóvenes en los espacios de participación

El cambio que nosotros queremos propiciar tiene un tiempo de cocción más largo que nuestro ciclo vital, porque la herramienta para esta construcción, para esta transformación, es la educación, la formación.

Cuando revisamos experiencias políticas del pasado, no hay duda de que lo primero que hacía la política era instruir, formar para que la militancia se comprometiera con una idea, con la que podemos acordar o no.

Nosotros perdimos ese ejercicio de llenar de contenido y de sentido a la política.Volver a recuperar esa dimensión no significa volver a llenarla con los mismos contenidos, pero sí, volver a darle la misma dimensión, que es: nadie puede participar ni militar, ni construir un espacio donde no reciba algo que lo llene de sentido.

Si uno está ahí para estar en contra de, o si uno está ahí para llegar y ganar, eso tiene corto aliento. Si uno puede insuflarse de una visión, de una vocación más de orden trascendente, puede resistir los avatares, las dificultades, las restricciones.

La vocación es el llamado. No hay política sin vocación y sin convicción. Tenemos que revisar cuáles son nuestras vocaciones, nuestras convicciones, y para qué venimos.

Otro de los ejercicios importantes de la política es saber calibrar. Calibrar significa regular bien lo que uno pretende con lo que puede y cuáles son los tiempos y las oportunidades para tomar las decisiones que logran los fines conducentes.

Uno puede tener excelentes ideas que, si no las pone en el tiempo correcto, no van a prosperar y seguirán siendo ideas.

La realidad no se transforma por las ideas, sino por las acciones concretas que estas encarnan, aquello en lo que se traducen.

La política se dedica a la realidad. Iluminada por las ideas, por los papeles y por los libros, pero nosotros pasamos examen en la acción.

Hoy, la Argentina va a requerir que la comunión no sea de una generación sino entre generaciones, porque el tiempo de cambio cultural de la profanación de los valores y de las instituciones es tal, que no hay una sola generación que la pueda arreglar. Necesitamos, por lo menos, dos.

Tenemos un trabajo didáctico y político de instrucción moral y cívica. La república es el único ámbito donde todas las discusiones ideológicas se pueden dar, pero que no puede haber ninguna discusión ideológica que cancele la lógica de no ser una república.

El trabajo ideológico que tenemos nosotros es volver a explicar las palabras que quedaron devaluadas, que tiene que ver con qué es democracia, qué es república, qué es representación, qué significa ser federales, qué significa ser autónomos.

Hay que volver a definir esas palabras.

En amistad y bendición.
Rabino Sergio Bergman

12 Responses to “El rol de los jóvenes en los espacios de participación”

By hugo oscar - 14 julio 2012 Responder

estimado SERGIO hermosas vuestras reflexiones lo he descubierto hoy a traves de un amigo si bien soy completamente apolitico partidista y tampoco la voy con las rewligiones pero tengo varios amigos de vuestra comunidad los cuales me ayudaron mucho un abrazo

By ines - 11 julio 2012 Responder

Estoy a la espera de que se designen lugares de reflexion que posiblemente se iban a realizar en plazas publicas donde se podrian reunir ciudadanos de diferentes edades segun me comentaron hace poco tiempo.Ojala se concrete pronto este proyecto.

By Gabriela Laudonio. - 6 julio 2012 Responder

– Estoy de acuerdo con los contenidos de tu reflexión,creo que apuntan entre otras cosas a comprender el verdadero sentido de la política. Es cierto que no podemos construir o colaborar con aquello que no nos identifica, con lo que no nos da identidad,o peor aún,con aquello que se apoya o pregona sin convicción,sino por la lógica de las conveniencias. -La vocación en si misma es de orden trascendente,porque se cimienta en valores espirituales y éticos antes que en ideologías,y eso es lo que define el sentido de la política,que no debe ejercitarse sin vocación y sin convicciones. «La política es el arte de transformar la realidad desde la acción», y para que eso sea eficiente debe primar la coherencia entre lo que se piensa, lo que se predica y lo que se hace. «Se predica con el ejemplo», dice un conocido dicho. -Lamentablemente,el concepto de «coherencia» también ha quedado profundamente devaluado en este contexto político circundante que nos envuelve como sociedad desde hace años. Se fracturó el nexo entre los ideales, los proyectos, los partidos y la práctica concreta. En el campo de la acción, hartas veces observamos como se disipa la coherencia como si fuese humo. Este es el quiebre que denota la profanación de los valores y de las instituciones,que es el eje central de la decadencia de la clase política. -Redefinir y devolver el significado a las palabras república, democracia, federalismo, tiene que ver básicamente con la toma de conciencia de que no hay política sin moral, sin la conjunción de los valores y la instrucción cívica llevados a la práctica, que de no ser así,no es más que un címbalo que retiñe, vacío de contenido, incapaz de construir futuro.

Paz y bien, saludos!

Gabriela.

By Monica Saccani - 3 julio 2012 Responder

Estimado Sergio, como siempre la interpretacion de la «realidad» tiene tantas versiones como participantes, coincido en sus palabras y quisiera agregar que hacer politica tambien es cada uno de nuestros actos cotidianos, en cada eleccion podemos optar por la puerta del cielo o del infierno y eso es hacer politica, se agradece a quienes saben de leyes o estan mas informados y se ocupan de la cosa publica y es bueno no desestimar a quienes no se dedican a ello(desde una militancia) para no crear discriminaciones entre quienes pueden y quienes no, porque si solo algunos opinan solo algunos deciden.
A proposito de la disyuntiva moral en la cultura:
«Con mucha frecuencia, particularmente bajo las actuales circunstancias historicas, los individuos entran en conflicto con sus propios limites morales, con la forma por ejemplo, como definen el bien y el mal. Se tiene la experiencia de estar viviendo en dos mundos diferentes: en aquel que se encuentra definido por los propios limites morales y en otro, que genera posibilidades de accion frente a las cuales no estan moralmente equipados y que, a la vez, no estan en condiciones de descartar»-del libro «EL OBSERVADOR Y SU MUNDO» DE RAFAEL eCHEVERRIA.Cap II, PAG.124.

By Patricia Castagna - 3 julio 2012 Responder

Es verdad, ojala tomemos conciencia

By Horacio Barcellandi - 2 julio 2012 Responder

Querido Rabi:
Bendito insumo para las voluntades jovenes que piden involucrarse,…palabras con nuevas definiciones para descubrir en sintonia generacional,la vocacion y la conviccion de haber venido a cumplir una mision….!
Retransmito y comunico a nuestros hijos para que nos acompañen!!!
Bendito llamado.
HB

By Roque Salas - 2 julio 2012 Responder

Los argentinos hemos inventado cosas útiles, hemos copiado bien y hemos copiado pésimo. En politica está casi todo escrito.
El nazismo y el comunismo, así como su hijo el populismo estan totalmente perimidos y descartados, por su violencia, crimenes , autoratismo, soberbia, corrupcion,ambicion desmedida de poder y muchas canalladas agregadas. Creo que una guia muy importante para los jovenes es estudiar y conocer lo posible y bueno. Por eso recomiendo profundamente la lectura del libro de Michael Novak «Libertad con Justicia». En él está escrito lo que debe ser.

By CARLOS CASTRO CALVO - 1 julio 2012 Responder

ESTIMADO RABINO, HACE MUCHOS AÑOS QUE LO SIGO Y REALMENTE SUS PLANTEOS ME PARECEN EXTRAORDINARIOS.
LAMENTABLEMENTE NO LOGRE QUE NINGUNO DE MIS HIJOS SE ACERCARAN A X PARTIDO POLITICO, EL QUE ELLOS ELIGIERAN, PENSANDO EN QUE TRAJERAN A CASA IDEAS A CONVERSAR O RPLANTEAR. TOTALMENTE IGNORADA LA PROPUESTA, YO SEGUI EL MISMO CAMINO QUE ME HABIAN PROPUESTO MIS MAYORES, ME QUEDABA COMODO Y TENIA EL DIA OCUPADO TRABAJANDO PARA MANTENER LA FAMILIA.
CREO QUE LA ALTERNATIVA HAY QUE PLANTEARLA EN LA NIÑEZ (FORMACION) DE ALGUNA FORMA QUE SE LOGRE EN LA ADOLECENCIA TENER UNA BASE DEL FIN DE LA POLITICA.
MUCHAS GRACIAS POR LAS REFLEXIONES.

By Julia - 1 julio 2012 Responder

Creo,Respetado Rabino, que habría que pensar en esa frase asertiva :Hay que volver a definir esas palabras».Las definiciones son claras,más bien habría que preguntarse por qué y quiénes les cambian el rostro por una máscara.El fin es confundir.Coincido que la educación es la herramienta adecuada para no dejarse seducir por fariseos de la palabra,su sentido e implicancia.Sus reflexiones,tan esperadas,son un bálsamo para la mente y el espíritu! Shalom.

By Ricardo Bekerman - 1 julio 2012 Responder

Apreciado Rabino: es muy valiosa su reflexión. Hay que hallar la forma que ella llegue a la mayor cantidad posible de jóvenes de todos los estratos sociales, para su beneficio própio y el de toda la sociedad argentina. Con afecto. Ricardo.

By María Eva - 1 julio 2012 Responder

Estimado Rabino
Nunca como hoy tan bienvenidas sus palabras. Las encuentro de necesaria lectura para los jóvenes especialmente para los que recién comienzan en política. Le pido permiso para colocarlas a la vista (con su imagen)de la Cooperadora del Colegio del que soy parte. Unos pocos chicos del Centro de Estudiantes deberían leerlas y reflexionar. Cortar calles, apretar, etc. no entiendo sea la manera para hacerse ver y oír como sostienen y proceden. El pensamiento único, lo que digo deber ser, es un error que alguien como usted, puede hacerles ver. Muchas gracias por cada domingo. Saludos
María Eva

By Javier Sotomayor - 1 julio 2012 Responder

Argetnina es Patria Federal y Unitaria Continental Confederada al Mundo Universal!

Una Naciòn armada hasta el corazón con un ejército de experiencias es una gran hada de ideas!

SOMOS TODOS ORIGINALES, ÚNICOS Y PERFECTOS; CON VIRTUDES Y DEFECTOS, SIMILITUDES PRONUNCIADAS Y DIFERENCIAS MARCADAS, SIN IMPERFECCIONES, EXTRAPERFECTOS!

Secuencias, Secuelas y Señuelos?
Secuencias, Escuelas y Señuelos!
Consecuencias de Escuelas son Sueños!

Extracto del libro “INDIOMANUAL” de Sixto Vázquez Zuleta: “Algunos replicarán que la emigración del campo a la ciudad es una constante, no sólo en la Argentina sino en la mayoría de los países, pero les hago notar que no debemos dejarnos llevar con la corriente sino buscar soluciones própias, y que por lo menos una nación tiene su Tierra Prometida y aunque sea un desierto, la hace florecer. Claro que detrás de este amor a la tierra hay una mística. Eso es lo que nos falta a los argentinos. Carecemos de ese ideal, que vá más allá del patriotismo, que nos una y nos haga vibrar juntos como las cuerdas de un instrumento. La educación es la llave para crear esa mística.”