Noticias

Por la sustentabilidad humana

El Gabinete Nacional de Cambio Climático es una herramienta que permite transversalizar y que sean todos los ministerios los que participen en acciones ambientales para beneficio de todos los argentinos.

Cuidar el planeta no es solo un enunciado, es efectuar acciones concretas que tenemos que asumir para mejorar la calidad de vida de la gente. Cuando uno degrada al ambiente degrada lo humano y dentro de la sustentabilidad es un compromiso de todos con una ecología universal, humana e integral.

Tenemos por delante dos años para que nuestro país revise estos índices de contribución para disminuir la temperatura global y esto significa que tenemos que revisar nuestros hábitos. Argentina va hacia una matriz energética con producción limpia y renovable y vamos trabajando para crear, sostener y proteger los bosques, que tienen un efecto muy importante para mitigar el cambio climático.

Estamos enfocados en que nuestro país vuelva rápidamente a un trabajo que lo ponga en la dirección de mitigación del cambio climático, ya que tiene que ver con el encuadre global de la agenda y pone al país entre las primeras naciones, habiendo estado tan atrasados en la retaguardia, asociados con los peores, como Arabia Saudita o Venezuela.
Más allá de haber abandonado esos grupos, ahora estamos en una posición razonable y queremos ir por una posición de liderazgo.

Queremos liderar e innovar para plantear que las prácticas que tenemos sobre estos desafíos que se nos vienen no nos van a encontrar ni haciendo la plancha ni dormidos. Al contrario, teniendo discusiones y deliberaciones que pasan por lo que los argentinos ya demostramos en lo privado y tenemos que transferir a lo público: iniciativa, proactividad, capacidad productiva, innovación, conocimiento, ciencia y tecnología. Fundamentalmente, en un dilema que parece solamente técnico pero que primero es ético.

La primera sustentabilidad que tenemos que asegurar es la humana. Por eso, nuestra política en términos de ambiente y desarrollo sustentable empieza por la dignidad de las personas. Por lo tanto, nuestra agenda es de Derechos Humanos. Los argentinos tenemos que volver a recuperar esa noble misión, en los últimos años profanada y degradada, en la malversación de una noble causa.

Por último, quisiera ratificar enfáticamente el Acuerdo de París y el próximo en Marrakech. Cuando ya hay acuerdos como el de París que son vinculantes, y el reloj de arena ya empezó a correr, en el año 2018 nos van a tomar examen. No es una aspiración y no es una declaración. Es un compromiso que tiene impacto directo sobre nuestras actividades. Seamos proactivos, serios, trabajamos, investigamos, pedimos que nos midan, pedimos que nos auditen, pero también que nos escuchen.

Porque nuestras prácticas y nuestras técnicas tienen un lugar en aquello que es de avanzada. Comprometidos, no con promesas sino con trabajo.