Noticias

Paz

«¿Qué es la paz? ¿De qué modo las generaciones de los hombres la han ido representando, desde lo simbólico, desde lo conceptual y desde lo retórico? Pensemos en dos ejemplos a la mano: la paz del Cielo, la paz del Señor… Los que descansan en paz… Y aquí me detengo. ¡Momento! Esa paz, entiendo, es mejor no tenerla, sino recibirla cuando ya no podamos hacerla. ¿Quién quiere vivir en esa paz? ¿Quién quiere estar en el Cielo, o bajo tierra? La idea, me parece, no es descansar en paz, sino vivir en ella. Esa paz de los paréntesis (la que nos antecede y la que nos espera al final del camino) no es la que buscamos.

Perseguimos, por el contrario, otra paz, una paz imperfecta. Que es, en definitiva, la única clase de paz a la que podemos apelar en tanto habitemos este mundo incompleto que nos toca. Según la tradición mística del judaísmo, de hecho, nuestra misión aquí, en este mundo, es repararlo. Nos han dejado a cargo, y tenemos que ocuparnos de terminarlo, de completarlo y de restituir la unidad perdida.

¿Y con qué herramientas contamos para enfrentar esta tarea de reparación? La base de este trabajo, justamente, está en buscar la verdad, la justicia y el amor. Una trilogía que desemboca, más temprano que tarde, en la paz. Porque a eso aspiramos: a un estado del espíritu que nos permita llegar a ser paz. Sin amor, justicia y verdad, unidas como un todo, no hay paz posible. Son virtudes entramadas, como los hilos de una pieza de tela. Paz en hebreo se dice shalom; en árabe, salam. Comparten un origen lingüístico y semántico. Remiten a lo que está completo: Shalem.

La paz, decíamos recién, es un estado del espíritu. Sí, pero también es una construcción concreta. Ser humano en la paz es asumir, como punto de partida, dos dimensiones: que no debemos dar ni buscar la paz, sino que tenemos que ser fuente de paz. Y que no hay ninguna posibilidad de que haya paz afuera si no la hay adentro. Recuperar la paz y vivir en paz con uno mismo es uno de los logros más trascendentes de nuestra existencia. Conseguir la paz a nuestro alrededor puede ser una tarea titánica (o imposible), pero en nuestro interior tenemos absoluta jurisdicción y soberanía. Y la mayor parte del tiempo, la verdad sea dicha, no estamos en paz con nosotros mismos. Por eso es clave intentar recuperarla.»

Fragmento de Ser Humanos Sergio Bergman

50 Responses to “Paz”

By Tely Benin - 14 diciembre 2011 Responder

Es el mejor augurio de Navidad! Muchas gracias.Tely Benin

By Gaston - 13 diciembre 2011 Responder

Hoy en algun diario de Argentina se indignaban pues en un diario de EEUU hicieron mal el plano de Argentina; ARGENTINA te quiero tanto; estoy muy triste. EEUU no es que se equivocaron, damos pena, no nos respeta nadie. QUE DIRA SAN MARTIN, BELGRANO, YRIGOYEN o PERON (pongo distintos puntos de vista para no ofender a nadie). Todos los nombrados amaban la PATRIA.

By Alicia Castro Deveaux - 8 diciembre 2011 Responder

Gracias por su reflexión tan necesaria en estos tiempos. SAN BENITO aporta algo al respecto:
«BUSCA LA PAZ Y SIGUELA»

By Julio Cesar Benitez - 8 diciembre 2011 Responder

La reflexión es en verdad completa y sabia, a mi me despierta una pregunta interior, sabemos los seres humanos cuanto vale un instante de paz frente la bulliciosa realidad de nuestro tiempo ?, creo profundamente que cuando estamos en paz estamos en comunión con Dios, pacifiquemos entonces el terreno interior y seremos como sabiamente dice el Rabino fuente de paz.
Gracias Rabino por regalarnos tan bella reflexión.

By Claudia S. Frim - 7 diciembre 2011 Responder

Estimado Sergio, muchas gracias por enviarme tus reflexiones. Te quiero dejar una parte de la Santa Biblia: «en paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque sólo tú Jehová, me haces vivir confiado» Salmos 4:8. Este versículo biblíico así como tantos otros me lo enseñó mi madre que ya está en el cielo. Dios nos dá la paz, de tal manera que podemos transitar el camino de la vida de su mano.
Dios te bendiga ricamente.

By noemi - 7 diciembre 2011 Responder

estoy totalmente de acuerdo que la paz es un logro personal en el corazón de cada uno y desde allí se puede irradiar, ya lo dijo Mahatma Gandhi Sé tú el cambio que quieres ver en los demás.

By Ana María Álvarez - 7 diciembre 2011 Responder

Excelente reflexión, me encanta recibirlas y poder compartirlas con mis amigos, siempre están aportando sabiduría y en cuanto a la paz interior se refiere, es verdad, podemos comenzar por lograr (o al menos intentar) nuestra propia paz interior, y de ése modo contribuir, aunque en minúscula parte, a la paz de nuestro entorno. Gracias por su generosidad, y por sus bendiciones.

By Matilde - 6 diciembre 2011 Responder

Estimado Sergio: me encanta recibir sus reflexiones. me hacen pensar fuera de los problemas diarios que se nos presentan por nuestra responsabilidad y por la ajena. Sin embargo estos minutos que me tomo para leer sus reflexiones me hacen tanto bien que no sólo las leo una vez, sino varias al dia. Con esta úlñtima sobre la Paz, debo decirle que muchas veces, tal vez por egoismo, trato de no conectarme con el exterior, quedarme en soledad para disfrutar de mi paz interior, que gracias a Dios la tengo, pero el entorno no me lo permite. Es buenisimo por lo menos unos minutos por día disfrutar de la paz. Lo felicito y solicito su bendición.

By Vivi Guembe - 6 diciembre 2011 Responder

Qué bueno poder compartir una reflexión como la precedente. La construcción de la paz es un camino tan difícil como productivo. Cada paso en la dirección de la paz interior nos acerca a nuestro prójimo con una mirada misericordiosa, porque antes la tuvimos con nosotros mismos… La misma mirada que tiene el Señor con cada uno de sus hijos. Gracias por remitirme tan bello pensamiento.

By Roberto Saracino - 5 diciembre 2011 Responder

Muy importante tu reflexión. Y es muy cierto. Se hace muy difícil buscar y encontrar la Paz entre nuestros semejantes; porque cada uno pareciera que viviera en un mundo en el cual el único individuo del planeta pareciera que fuera él. Pero con la meditación podemos encontrar la Paz interna que nos reconforta y fortalece para seguir viviendo y soportando (o gozando) el día a día.
Estoy de acuerdo que no debemos anhelar la Paz del Cielo ni la de los cementerios. Simplemente la Paz en la alegría que vive en nuestra mente y en nuestro corazón.

By Francisco - 5 diciembre 2011 Responder

Gracias rabino Bergman por estareflexión sobre la paz.Hace 62 años leyendo el evangelio me encontre con aquellas palabras de Jesús: «Mi paz os dejo, mi paz os doy, no como el mundo la da yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo» Desde entonces heprocurado
amar la paz, construir la paz,vivir en la inperfecta paz.
Otra vez gracias

By Tita - 5 diciembre 2011 Responder

¡Está tan sencillo y a la vez tan grande!
¡Gracias por este regalo!
Tita

By Elias - 5 diciembre 2011 Responder

Estoy de acuerdo. El problema es que muchas veces no podemos tener paz interior si no hay paz exterior. De esa que no podemos hacer nada más que desearla. Hay gente (pueblos y culturas) que solo viven del odio y la muerte. Eso es difícil que ayude a los demás, sus víctimas, a tener paz interior.

By elsab - 5 diciembre 2011 Responder

Paz no es sòlo la palabra, ni la teorìa,sino lo fundamental es la acciòn del ser.

By Josefina Díaz Colodrero - 5 diciembre 2011 Responder

¡Excelente!!! ¡Muy ecuménico!

By María - 5 diciembre 2011 Responder

Independientemente de consideraciones religiosas, este es un mensaje necesario. Paz, amor, verdad, resultan hoy y aquí palabras tan banalizadas que su sentido se ha devaluado. Este mensaje procura recuperarlas para una sociedad largamente lastimada durante décadas, y que ha perdido el rumbo.Y nos recuerda que la paz es construcción común. Indispensable. Nos recuerda otra cosa igualmente importante: siempre nos quedará la posibilidad de construir la paz en nuestro interior, protegiéndonos de un afuera que suele ser despiadado. Sería bueno que nuestras dirigencias (todas: políticas, empresariales, intelectuales, etc.) tomaran estos conceptos como brújula de acción

By Marta - 5 diciembre 2011 Responder

Sencillamente gracias por estas reflexiones todos necesitamos Paz sobre todo Paz Interior. Gracias por enviarmelas.

By Tomás - 5 diciembre 2011 Responder

Agradezco a mi colega queme puso en contacto con Ud.
Un saludo cordial. Tomás

By TATA LUIS - 5 diciembre 2011 Responder

Desde una de las tantas ópticas que se puede hablar de LA PAZ, me permito hacerlo en las siguientes estrofas de mi autoría;

PAZ

Promesa permanente de intenciones que no existen;quimera de la Especie proclamada desde siempre,esperanza de los débiles, que sin nada aún resisten,pidiéndole que venga y se quede con la gente

Paloma consentida de blanco inmaculada;
imagen de pureza que al alcance de la mano,exige condiciones, de hoy para mañana,a cambio de asentar sus patas en el barro.

Vergüenza pareciera tener cuando la llaman,se acerca despacito, mirando desconfiada,al cetro que le ofrecen, la espera y la reclama;tantas veces aceptado y otras tantas destronada.

Qué difícil descifrar los atributos de su esencia y qué fácil es nombrarla en toda circunstancia.
Mil tratados y reuniones invocan su presencia,letra muerta que devora, el tiempo y la distancia.

Plagada está la Historia de homenajes y festejos,celebrando su llegada sobre muertos ignorados,que no la vieron nunca, ni siquiera desde lejos;
mártires sin nombre y por ella inmolados.

Utópica y posible, abstracción contradictoria,
esperanza motivante de acciones y de sueños;consagrada como madre de todas las victorias,esclava de ambiciones e intereses tan pequeños.

El momento llegará de la mano del saber;
con él vendrá la LUZ y los ciegos podrán ver,que la vida no es así, lo sabrán alguna vez,que sus metas no son más, que ¡soberana estupidez!.

TATA LUIS

By MARIA DE LOS ANGELES - 5 diciembre 2011 Responder

GRACIAS SERGIO!!!, UNA VEZ MAS TUS PALABRAS TAN INTELIGENTES Y ESCLERECEDORAS, SIRVEN PARA DAR ALIVIO A MI ALMA.BENDICIONES

By MARIA DE LOS ANGELES - 5 diciembre 2011 Responder

RABINO SERGIO:

Sencillamente excelente, gracias una vez mas por el envio y bendiciones.

By Lidya Lopez Berbel - 5 diciembre 2011 Responder

Gracias, Rabino, queremos más muchas más reflexiones suyas sobre estos temas.-Me llena de felicidad ver tantas personas que han apreciado estos pensamientos sobre la paz.- Por favor, cuando pueda, háblenos de la esperanza, que a veces siento como que la he perdido, sin entrar en más comentarios, pero nos ayudaría a no bajar los brazos, seguir luchando en el uno más uno.- Gracias! Lidya

By Oscar Morel - 5 diciembre 2011 Responder

Concuerdo, mi concepto de la paz es la ausencia de conflicto en el alma, se puede tener paz interna en medio de una guerra y sentir soledad en medio de una multitud.
Pero, estamos inmersos en un mundo que nos pone la necesidad material, pues para nuestra propia persona y de los queridos que nos rodean, la falta de medios, hambre, salud, hace que esa paz se diluya con facilidad, por eso creo que lo que queremos construir con espiritualidad, debe ser inteligentemente adecuado, al mundo material y personas que nos rodean.
Iniciando esa adecuación por los que nos dirigen, que erróneamente llamamos Gobierno, cuando deberíamos llamar de administradores.

By Gaston - 5 diciembre 2011 Responder

Muy bueno. Pienso que un bebe no nace con un arma para matar, pero si con un corazón para vivir y amar. El amor, como un acto concreto y no como un romanticismo pobre de cualidades, nos lleva a la paz. Un abrazo grande.

By María - 5 diciembre 2011 Responder

Qué interesante ´la noción mística del judaísmo de que el sentido de nuestro estar aquí es para reparar o completar el mundo. No lo enseña así el cristianismo: no a mí, al menos. Entendí siempre que para la Iglesia Católica, nuestro sentido aquí es glorificar a Dios, una idea que nunca me satisfizo del todo, o que tal vez no comprendí yo. Si la idea es que nosotros tenemos que completar una obra imperfecta, bueno, eso nos coloca en una postura existencial más comprometida, más responsable. Me sirve para reflexionar y me gustaría conocer más las bases místicas del judaísmo. En cuanto a la paz interior, es en la que vivo. Muchas gracias por sus envíos.

By Francisco - 5 diciembre 2011 Responder

Muchas gracias Rabino Bergman por enviarme tu reflexión.

Justo este 2do. Domingo de Adviento la liturgia católica incluye al salmo 84 en particular a aquella estrofa que dice «El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán, la Verdad brotará de la tierra, y la Justicia mirará desde el cielo».

Uno mis oraciones a las tuyas para que esto se haga presente.

By maría cecilia - 5 diciembre 2011 Responder

para conseguir paz debemos tenrla interiormente y solo se puede amando como Dios nos ama tratando de ver a los demas con los ojos de Dios en perfección

By beatriz cordero - 5 diciembre 2011 Responder

me encanta los temas tratados en cada reflexion,eso hace que cuide mi camino a transitarpor la vida,y enlo que me concierne dejar una pequeña marca GRACIAS

By alfredo gorostiza - 4 diciembre 2011 Responder

SERGIO:
TUS REFLEXIONES NOS HACEN VER COSAS A VECES OLVIDADAS.
ESPERO LAS PROXIMAS CON GRAN INTERES.

By inemercedes - 4 diciembre 2011 Responder

GRACIAS POR TUS REFLEXIONES, ME CONSIDERO AFORTUNADA Y EN PAZ POR HABERTE CONOCIDO, POR HABER ESTADO EN LA FORMIDABLE PRESENTACIÓN DE TU LIBRO Y TUS APORTES SON VALIOSÍSIMOS, SIGO SOSTENIENDO QUE SOS EL SOL QUE ILUMINA LA REPÚBLICA ARGENTINA!!!!

By MARÌA DE LAS MERCEDES - 4 diciembre 2011 Responder

HOLA RABINO
MIL GRACIAS POR TUS REFLEXIONES!!
LA VERDAD QUE ESCUCHÁNDOTE, LEYÉNDOTE, Y VIÉNDOTE ME TRANSMITÍS MUCHA PAZ!!!
TRABAJO MUCHO PARA CONSEGUIR MI PAZ INTERIOR Y NO SIEMPRE SE CONSIGUE!!! PERO TENIENDO GENTE COMO VOS QUE NOS AYUDAN A REFLEXIONAR ES MUY POSIBLE CONSEGUIRLO!!!
MIL GRACIAS Y BENDICIONES!!

By susana - 4 diciembre 2011 Responder

me resulta interesante recibir tus reflexiones ya que nos permite pensar
y expandir nuestra conciencia .

By Diego A. Iglesias - 4 diciembre 2011 Responder

Gracias estimado Rabino por compartir estas reflexiones, que conribuyen de manera activa en el proceso de busqueda de la paz. La paz refiere a la igualdad, al acercamiento, a la tolerancia. Con tu aporte estas actuando y siendo un gran estimulador de nuestro ser.

By María eMA - 4 diciembre 2011 Responder

GRACIAS maravillosa reflexión, nos une un mismo Dios con creencias algo diferentes, pero no importa, mientras todos busquemos la paz interior para poder trasmitirla a quienes nos rodean.

By Monica - 4 diciembre 2011 Responder

Cuanta verdad y simpleza en esta reflexion sobre la PAZ …..impecables tus palabras Sergio Bergman !!!!

By Marta Estela - 4 diciembre 2011 Responder

Gracias Sergio que la paz reine en el interior de cada argentino.
Muchas gracias

By Andrea Saccavino - 4 diciembre 2011 Responder

Simple, claro y desafiante, es este texto maravilloso para potenciarnos en la unidad, en la comprensión de la paz interior y en el logro de la paz exterior.
Shalom

By Alicia Beatriz - 4 diciembre 2011 Responder

Hermosas palabras, claros conceptos, mi querido Sergio!!!
Es en verdad la paz interior, la que nos debemos como humanos en vías de crecimiento, la que tenemos que conseguir en este maravilloso dominio de Dios…..sin ella, nada podemos ofrecer aunque nos esforcemos en dar amor, comprensión y cuidados….es sólo con nuestro espíritu en completa paz que lograremos al fin, trascender esta experiencia y darle el sentido que nuestro Eterno Padre nos ha puesto siempre, como meta….Ser la Paz!!!
Y todo lo demás, nos será dado, por añadidura!!
Bendiciones!!

By Inés - 4 diciembre 2011 Responder

me encantó!! al remarcar que es «en nuestro interior donde debemos tener PAZ antes que nada»…que difícil es trataré de pensarlo todos los dias

By Norberto Vestidelli - 4 diciembre 2011 Responder

Estimado Rabino Bergman:
muy certera su meditación acerca de la paz. Pero tengo ideas suplementarias al tema que, si le interesa, podríamos compartir.

By HNA.ALMA ed. - 4 diciembre 2011 Responder

Bellisimo!!! Señor Bergman. de mucha riqueza para la meditación personal.
Unidos en el silencio de la oración.+

By Raul - 4 diciembre 2011 Responder

=PAZ= Comparto algunos conceptos de Ud, Sergio, Jesus-Cristo, o Jesucristo, no difiere mucho de esos conceptos. El, no vino solo a traer la paz para algunos, y no para otros (pude haber entendido mal el sentido de unas de las primeras frases), el vino a traer paz al mundo (todos los pueblos,toda la gente), no solo eso, vino a redimirnos, con su muerte, y muerte de cruz. Me gustaria que citara y contrapusiera comparando, dichos, y hechos de Jesus Nuestro Señor, conlas enseñanzas del Antiguo Testamento, para mi seria muy gratificante. Muchas gracias por escribirme. Estoy a sus ordenes.

By Graciela Paz - 4 diciembre 2011 Responder

Gracias por permitirme compartir estas reflexiones que generan otro estado fundamental para conseguir esa paz tan ahelada que es la esperanza. Contrabajo interior todo es posible, claro que es arduo y constante pero vale, com dicen los españoles.
Un abrazo desde mi corazón.
Graciela Paz

By Mercedes Goñi - 4 diciembre 2011 Responder

Totalmente de acuerdo!
Si cada uno irradia paz y no la busca en el prójimo viviríamos un mundo de paz.
Y por qué pensar que los muertos descansan en paz?? Es hora de pensar en VIVIR este camino terrenal en PAZ

By Alicia Inés Luna de Yugdar - 4 diciembre 2011 Responder

Apreciado, yo diría mejor «querido Rabino » espero con alegría sus reflexiones, me hacen mucho bien, ¡qué difícil me resulta a veces alcanzar la paz interior!, generalmente la consigo cuando extiendo mi mano y espero el contacto que me da la mano del Señor y realmente es ahí cuando puede ser paz para los demás.En una peregrinación ecuménica de Semana Santa(en Belgrano) escuché a un Pastor, algo que quiero compartir:ESTAMOS TODOS EN EL MISMO MAR PERO ENTRAMOS POR DISTINTAS PLAYAS. Mi esposo es Diácono Permanente de la I. Católica y desde jóvenes apoyamos con entusiasmo las reflexiones ecuménicas y tratamos de acercarnos a todos,¡pero… a veces nos cuesta!. Agradezco a Dios que lo hizo nacer en nuestra Patria, que necesita lanto de justicia,amor y verdad (como bien dijo Ud.)para lograr la paz, trabajemos juntos en nuestros medios. Cariños y bendiciones

By Carlos - 4 diciembre 2011 Responder

Prefiero vivir en paz,pienso en la paz,pienso en el amor y en la justicia,tal y como lo dices en tus reflexiones.Mi desafio diario es que estos pensamientos inspiren mis palabras,porque mis acciones convertidas en hábitos deciden mi destino.Todo esto vive en uno mismo.También es cierto que el convivir en nuestra sociedad donde un gran porcentaje decide vivir facilmente cuyo objetivo pareciera ser «tener,tener…» en cambio de recuperar el SER.Estamos superados por información y no nos dan los tiempos para vivir en paz y armonía.Creo que la paz es un camino y no un destino en donde algún dia pienso en llegar.

By María Cristina Guaglianone - 4 diciembre 2011 Responder

Excelente……….Creo que la paz de afuera se consigue si la tenemos adentro.
Coincido totalmente con tu reflexión.
Me encanta recibir estos correos de espiritualidad.
Adelante SERGIO.
MC

By Gerado Diap - 4 diciembre 2011 Responder

Gracias Rabino, me gustó mucho este texto escrito por Ud.
Debemos ser fuentes de Paz,
Geacias

By José Carlos Cheble - 4 diciembre 2011 Responder

Meridianamente claro.
Saludos.

By Beatriz Favre - 4 diciembre 2011 Responder

Excelente reflexión, para un día domingo, donde el silencio y el descanso, invitan a hacer ese viaje interior tan necesario buscando nuestra paz, para así dar paz, a aquellos que en verdad la necesitan, y no saben como buscarla, envueltos en una rutina, y carrera por la vida, sin parar, en búsqueda de lo económico, y olvidándose de lo espiritual , lo intangible que hace bella nuestra vida.Excelente lo de hoy, Sergio, una vez más gracias por este obsequio de domingo. Carños