Reflexiones

HomeReflexionesPage 12

Como una verdadera comunidad


Así como desde hace años vengo pidiendo a mi comunidad que despierte a la conciencia respecto de su identidad judía, de la misma forma luego sentí la necesidad de traspasar esta inquietud a la realidad argentina. Lo que nació en mi como una preocupación solo de orden espiritual y restringida al ámbito comunitario judío, es hoy una pregunta y una apelación a la sociedad para que despierte a si espiritualidad argentina y asuma su responsabilidad de pertenencia.

Celebremos las diferencias para amarnos


Celebrar la diferencia es restituir en nosotros una unidad, recomponer la unidad en nosotros mismos, fragmentados en pedazos, en roles, en funciones, en estadios, en circunstancias. Para restablecer la paz interior. En hebreo, paz se dice shalom, que proviene de shalem, que significa completo, por la paz lleva al shlemut, a la armonía, la

Los Próceres


A nuestros próceres cuando estaban vivos los desterramos, los exiliamos y los abandonamos, varias décadas después los hicimos bronce y los idolatramos.

Frente a la violencia y la violación de la libertad religiosa


En las últimas semanas asistimos con horror a un incremento de la violencia en el mundo para enfrentar diferencias políticas o nacionales, con una triste secuela de destrucción y muerte, especialmente de civiles inocentes. Nos conmueve especialmente la situación en la Tierra Santa, donde nació, vivió, murió y resucitó el Señor Jesús.

La paz sólo es posible sin Hamas


El conflicto en medio oriente nos duele y nos preocupa a todos. La guerra, la violencia y la muerte no pueden ser justificadas nunca. Reclamamos un cese inmediato de la confrontación y un reconocimiento recíproco de los pueblos, ya que tanto el pueblo de Israel como el palestino deben dividir la tierra para tener dos Estados independientes, con fronteras seguras y convivencia pacífica.

La educación de nuestros hijos


Es imposible tercerizar nuestra función instituyente como padres. Hay problemas con la educación, la escuela, lo que hay afuera, la sociedad, el consumo, pero uno no le puede encomendar a otro que se ocupe de sus hijos en la formación en valores.

Justicia


Se nos ha revelado en la ley de Moisés, en el quinto de sus libros, Devarim (Deuteronomio): “Justicia, Justicia perseguirás para que vivas”. Enseñan nuestros maestros que la repetición de la palabra justicia hace mención a dos dimensiones de la misma, que en nuestra finitud humana no siempre logramos aceptar ni asumir.