Noticias

HomeReflexionesSer en la conciencia

Ser en la conciencia

En la biodiversidad, observamos la sabiduría de la naturaleza o dela revelación de un plan mistérico. Esa biodiversidad natural nos eleva en lo cultural con el mismo nivel de representación. Como somos seres culturales y sociales, dependemos del símbolo, del lenguaje, de la denominación, de la construcción, para administrar aquello que vamos siendo.

La humanidad como especie es diversa. Culturalmente tenemos la posibilidad de administrar esa diversidad imprimiéndole un valor positivo o un valor negativo, difícilmente uno neutro. Una inferencia ya implica un juicio; el relieve, el contraste, marca que uno le asigne una valoración. La neutralidad sería una posición valorativa poco probable, porque nosotros estamos precondicionados, nacemos en un sistema  de referencia, donde vamos aprendiendo la administración de los contrastes.

Me coloco en alguna posición valorativa subjetiva para juzgar la biodiversidad cultural. Entonces, ¿cómo podemos hacer para que esta biodiversidad natural se refleje en la concepción de biodiversidad cultural, como manifestación positiva que enriquece al conjunto?

Creo que en la condición cultural actual es poco probable que el modelo sea integrador de la biodiversidad. A lo largo de la historia de la humanidad, supimos no administrar la diversidad que la naturaleza nos brindó como especie humana, ni desarrollar un sistema de referencia cultural, que integre esa biodiversidad en ecosistemas humanos de naciones, de pueblos.

Apuesto a la espiritualidad como dimensión de restitución de las categorías culturales que no integran la biodiversidad humana; es ineludible abrir la mente para articular otra dimensión y volver a lo natural.

[…]Considero la espiritualidad como la síntesis de los planos cultural y natural. Los seres humanos por naturaleza, todos en potencia, somos seres espirituales. Esto no tiene ninguna vinculación con la asignación cultural de la categoría de definición de lo espiritual: por religión, por arte, por sensibilidad.

[…] La concepción espiritual implica el reconocimiento inicial de que todos somos una potencia espiritual, que nos revela al ser humano. En el plano cultural, cada uno le pondrá su formato: “la espiritualidad es mi religión” o “soy un agnóstico pero creo en una energía superior”, o “para mí, se relaciona el arte”, “está en la naturaleza”, o “está en la meditación”. […].

No somos solo mamíferos, no estamos en este mundo para sobrevivir, sino que estamos siendo interpelados por el sentido de nuestra existencia, y estamos sujetos a la angustia existencial de ser conscientes de nuestra finitud.

[…] Los seres humanos necesitamos, para sostenernos en la experiencia y en la existencia humana, darle un orden racional a aquel fenómeno encriptado en un misterio indescifrable. Creo que lo espiritual necesita una capacidad y una posibilidad de estar inmerso en las coordenadas existenciales, pero transitar la experiencia de vida y pensar en la trascendencia, es de otro orden. Proviene de hacer lo que deseamos, de ser seres conscientes. La conciencia, la cual asignaría la libertad, la responsabilidad, la creatividad, el libre albedrío, esta idea que nosotros estamos en la escala más alta de la evolución del mundo, en términos de resolver problemas, no necesariamente se cumple.

Al ser seres conscientes, corrido el velo y deteniéndonos en la conciencia, no podemos dejar de interactuar. A veces, la cultura produce artefactos para anestesiar y demorar los niveles de expansión de la conciencia, para que consumamos el enlatado cultural que simplifique el mundo y descienda los niveles de angustia social.

Podemos elegir tomarlo o dejarlo. Una vez que lo aceptamos, determinadas cuestiones solicitan espacio y tiempo; las conciencias expandidas abren oportunidades de ese universo, sirven para responder la angustia por la experiencia vital, pero ponen mucha más responsabilidad en el actor protagónico.

Decíamos que lo espiritual tiene una base natural y está conectado con lo cultural, ahí se forma un puente. Lo espiritual conecta, tiene una parte dentro de la naturaleza de lo humano, y nos pone en el plano de la biodiversidad del mundo de lo creado. Nosotros tenemos esa expresión consciente, que nos permite separarnos o integrarnos a ese conjunto de biodiversidad natural.

Esa potencia espiritual, natural e inherente a la categoría de lo humano, si se desarrolla y expande, logra la unidad de la totalidad en la conciencia, aun siendo siempre una parte. A la unidad totalizadora no se llega nunca, porque ninguna parte puede ser el todo, pero una parte puede tener conciencia de la totalidad y puede percibir que, más allá de sí misma, hay una unidad que se integra en una totalidad, que puede ser representada o nombrada, pero nunca tomada o poseída.

 

Fragmento del libro Celebrar la diferencia. Unidad en la diversidad. Sergio Bergman

10 Responses to “Ser en la conciencia”

By Julia - 15 septiembre 2012 Responder

Mi respetado Rabino : Rosh Hashaná!!!

By Julia - 13 septiembre 2012 Responder

Acuerdo con tus apreciaciones acerca de la espiritualidad y el lenguaje que utilizas para describirla. Desde el lugar que ocupas en la Legislatura, qué acciones piensas que sería conveniente llevar a cabo y con qué consignas,convocarías?Te sigo y te apoyo.Las teorizaciones son necesarias,pero,y las materializaciones?Canadá es un buen ejemplo a través de iniciativas que involucran al ciudadano como partícipe de compromisos sociales,culturales,barriales.Te saludo con afecto!

By hector julio - 11 septiembre 2012 Responder

Rabi Bergman como no estar contigo en lo referente a la espiritualidad, si ella nos eleva y redime como seres humanos,mas que dificil se hace el camino ante dictaduras maniqueas como las que sufre amwerica latina con nuestro pais incluido.- shalom aleichem

By HARNICAR, María Teresa - 10 septiembre 2012 Responder

Gracias Sergio, gracias María Luisa por tan lindo lugar de concientizar y educar.

By elvira - 10 septiembre 2012 Responder

Estimados amigos: en esta dificil situacion politica en que nos encontramos, no estoy escuchando vuestras voces para unirse al pueblo que saldr{a a la calle el proximo jueves a gritar por LIBERTAD para todo lo que es esencial en la vida. Queremos mas presencia junto a la sociedad que tiene que salir a reclamar por sus derechos. Saludos

By maria luisa falcone - 10 septiembre 2012 Responder

Comparto el sentir del Rabino Bergman.
Desde mi lugar, Movimiento Ecologico Mundo Natural, fundado en l988 y como presidente, estamos enfocados en concientizar y educar para un cambio de actitud.-
Desarrollamos eltaller DESPERTANDO LA SENSIBILIAD DEL NIÑO DESDE 1995, donde la poesia, es el disparador para lograr un despertar de conciencia con una mirada de integracion para crear y crecer hacia un Mundo Mejor.-
Enfatizamos ademas en difundir el turismo ecologico con circuitos que valorice nuestra tierra, cultivos, alimentacion organica, y resaltar aquellos lugares genuinos donde el lugareños esta pronto a recibir al turista con la calidez que los caracteriza.-
Me place saludarlo y lo recuerdo siempre por su gesto tan «amoroso» que supo valorar la poesia que recite en oportunidad de festejar el dia dela Paz.- «BUSCAS» Me emociono y agradeci al Señor su apreciasion para mi muy elogiosa. Gracias, Gracias.- ML

By Inés Mercedes LIESTE MORENO - 10 septiembre 2012 Responder

GRACIAS POR TUS REFLEXIONES CON TANTA SABIDURÍA, FELICITACIONES!!!

By Estele Silvia Benin - 9 septiembre 2012 Responder

Reflexionar desde las bases de cada acto es enriquecedor . Nos da un fundamento y a la vez un punto de partida desde donde elegimos y actuamos , con mayor seguridad.
Hoy necesitamos màs que nunca conocer la naturaleza humana. En èpocas de tanta confusiòn y divisiòn, en muchos casos programada para ejercer el poder, valorar y respetar la diferencia , es la piedra fundamental. No podemos perder de vista este concepto . Mantengamos la calma . Respetemos y hagàmonos respetar. Tely

By eva - 9 septiembre 2012 Responder

Comparto que la totalidad desdibujaria a cada uno, pues sólo por la diversidad podemos pensar en una integración.
pero qué nos pasa a los argentinos qué no podemos encontrar la argentinidad ni en un solo tema,pues todo se compra y se vende.
Nuestro pasado no pesa?todos nos equivocamos padres,educadores iglesias,etc.
Da para pensar que hoy el poder del dinero supera a todo,en algunos casos hasta Dios,y así cómo llegaremos al ser en la conciencia?

By Cristina de la Vega - 9 septiembre 2012 Responder

Esto es enseñar con el ejemplo. Gracias Rabino Bergman por sus palabras. No todos pueden apreciar la diferencia.