Noticias

HomeReflexionesSer Naturaleza

Ser Naturaleza

Y Di-s tomó barro y moldeó al primer hombre.

Desde que el ser humano se interroga filosóficamente por el mundo que lo rodea, que es lo mismo que decir desde el origen de la civilización, nuestro vínculo con los cuatro elementos primordiales del planeta cobra un lugar protagónico: ¿Cómo estamos ligados a esos elementos? ¿Qué parte de la Naturaleza está en nosotros? ¿Y qué parte de nosotros está en la Naturaleza?

El planeta nos ofrece cuatro elementos muy potentes, tanto en lo real como en lo simbólico, y esos elementos forman parte de nuestra organicidad, de nuestros cuerpos.

Somos tierra, aire, agua y fuego. Adán, de hecho, viene del término hebreo adamáh, que significa tierra. Ya que es de allí, según el Génesis, de donde fuimos tomados. Y un hálito divino fue el que insufló vida en nuestros cuerpos, y también será un hálito el que exhalaremos en nuestro último suspiro, cuando debamos volver a la tierra de la que surgimos.

Es decir, no existe cosmogonía, mitología o tradición religiosa en la historia de la humanidad que no repita, de una forma u otra, esta idea de unión indisoluble entre el ser y los elementos de la Naturaleza. No hay explicación metafórica de la Creación del mundo que no recurra a estos cuatro elementos fundamentales. Los argumentos narrativos varían, desde luego, pero el sustento conceptual permanece inmutable.

En este proceso de hacernos cada vez más humanos, una de las claves estará en tener una conciencia expandida, justamente, de que somos esos cuatro elementos. De que estamos integrados por estos cuatro elementos. Y así como forman parte de nosotros, nosotros también formamos parte de ellos. Y que tenemos una responsabilidad por cuidarlos, porque en ellos somos. Estos elementos nos constituyen. Y sin embargo, ¿qué devolución hacemos a esos cuatro elementos? Me atrevería a decir que muy poca, o ninguna. Y no me refiero solo al hecho notorio, evidente y alarmante de que contaminamos nuestro propio planeta, a que no cuidamos los recursos que la Naturaleza nos brinda en abundancia. No, voy más allá: esos elementos nos constituyen, y nuestra obligación como seres humanos plenos es tener reverencia hacia esa realidad material. Y esa reverencia no sobra.

El planeta y sus elementos no están separados de nosotros. Existe una comunión que nos vincula de manera íntima. Estamos inmersos es esos ciclos, en esos circuitos, en el Cosmos. Está inscripto en nuestra condición humana: vamos a volver a la naturaleza de la que provenimos. Porque nada desaparece, sino que se transforma. Y esta idea es fundamental. Cuando hablamos de la desaparición física de alguien, hablamos tan solo de la desaparición de una forma, pero no de los elementos constitutivos de su ser. Porque esos elementos (esa tierra, ese fuego, ese aire y esa agua) volverán a integrarse al círculo del que fueron tomados.

Si no lo veo, no existe; dicen muchos. Y yo aclararía: que no lo veas bajo la misma forma no quiere decir que no exista.

En este sentido, me pregunto: en tanto humanos en desarrollo, ¿de qué modo podemos enfocar nuestro hacer para estar a la altura del vínculo que nos ata a esos cuatro elementos?

En amistad y bendición,
Rabino Sergio Bergman

24 Responses to “Ser Naturaleza”

By BETTY MENA - 19 enero 2012 Responder

COMPARTO Y ES MAS, CREO QUE EL ALMA DE CADA QUIEN, ES PARTE SE ESE TODO.ME PARECE SENTIR, EL PROFUNDO COMPROMISO COMO PERSONA HUMANA, DE DESARROLLAR GENUINAMENTE LA ESPIRITUALIDAD E INTEGRARLA A ESE TODO…SALUDO AGRADECIDA BETTY

By Tely Benin - 17 enero 2012 Responder

Mientras sigo pensando sobre estas palabras,viene a mi cabeza una imagen FAMATINA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.Unirnos a ese pueblo serìa mi primer paso, pero no sè còmo. Les pido ayuda . Gracias Tely

By David - 9 febrero 2012 Responder

Gracias por esta reflexión, me va ayudar a preparar mi clase de Desarrollo Humano.Dios les bendiga,

By mario - 17 enero 2012 Responder

QUE BUENA TUS REFLEXIONES SERGIO PERO TODAVIA NO HAY CURA CATOLICO,RABINO,PASTOR SACERDOTE MUSULMAN O DE LA RELIGION QUE FUERE PORQUE SIGUEN PREGONANDO A TRAVES DE LA DIVISION Y EL ODIO DE LOS HOMBRES A LA GUERRA Y TODAS LAS MISERIAS QUE SE PUEDEN CONCEBIR NTRAS POBRES Y PEQUEÑAS MENTES
SE ME HACE QUE LA HUMANIDAD ESTA ESPERANDO QUE LOS QUE NOS TRASMITEN LA FE HAGAN EL ESFUERZO DE JUNTAR TODOS LOS CAMINOS QUE CONDUZCAN A DIOS PARA SALVAR DEFINITIVAMENTE AL MUNDO. ABRAZO MARIO

By Marcelo Armanini - 17 enero 2012 Responder

Hola a todos. Ya que hablamos de un ser humano integrado a la naturaleza, porque no hacemos algo por los pobladores de famatina y comenzamos el camino para que la minería a cielo abierto se vaya de una vez por todas de nuestra Argentina. Luchemos para lograr eso y para dejar a nuestros hijos una tierra limpia y respetada por aquellos que nos precedieron. Hagamos algo.

By MIGUEL FIGUEROLA - 16 enero 2012 Responder

– Humanos en desarrollo.
– Humanos, organizacion particular de los elementos.
– Humanos, con la incapacidad de interpretar esta particular organizacion.
– Que hacer para estar a la altura del vinculo ?
– Simplemente continuar con la evolucion, para que alguien, alguna vez pueda llegar a la interpretacion del porque de todo. En la medida que colaboremos con asegurar cada uno desde nuestra parte la continuidad y aceleracion de la evolucion alquien del futuro podra conocer el porque e interpretar esta particular organizacion.
No hay que desesperar, estaremos formando parte.
Abrazo.

By Maria Cristina Cisneros - 16 enero 2012 Responder

Me gustaron mucho estas reflexiones sobre la naturaleza, y sobre nuestra naturaleza como seres «hechos» de agua, aire, fuego, tierra. Quisiera saber de qué libro están tomadas. Muchas gracias

Maria Cristina

By Tely Benin - 16 enero 2012 Responder

La pregunta me excede. De hecho, es la primera vez que escucho esta reflexión.Es demesiado profundo y lamento no aportar algo más.Gracias Tely

By Roberto Saracino - 16 enero 2012 Responder

Efectivamente este es un concepto Universal, que todos debiéramos conocer y entender.
Como bien dice la primera ley de la Energía:
«La Energía no se gasta ni se termina, solo se transforma».
Por eso bien se dicen cunado nos despiden luego de fallecer : «Fulano de tal,quien en vida fuera…….».
Porque lo que están despidiendo es solo a nuestros despojos mortales; porque la energía ( o alma ) de nuestro cuerpo pasó a integrar la Masa Universal de Energía del Universo», del cual tomamos energía en el momento de nacer, y la devolvemos en el momento de morir.

Roberto Saracino

By Horacio Barcellandi - 16 enero 2012 Responder

Gracias Rabbi:

Nuevamente enriquecidos!!!
que bueno observar el correlato entre lo que somos y lo que nos rodea en tanto naturaleza y seres humanos como unidad.
Sabremos actuar hacia adentro para poder sanar y sanear el medio-ambiente que nos refleja?
BENDITOS Abrazos
HB

By Ramón Beltrán Costa - 16 enero 2012 Responder

Estimado Sergio:

A tus sabias reflexiones le podemos agregar que desde el pensamiento complejo, que enfoca el Unicismo, esto es así y te invito que conozcas la página Web: http://www.unicist.org y sepas que el sabio Peter Belohlavek te brinda los fundamentos de la ontología de la evolución biológica.
Un fuerte abrazo solidario

Ramón Beltrán Costa
16-1-12

By olga gasparini - 16 enero 2012 Responder

me encantó: es tan simple y tan complejo al mismo tiempo,es en nosotros vivir en la simplicidad o en la complejidad

By María Hoeffner - 16 enero 2012 Responder

LO QUE ME PARECE IMPERDONABLE ES LA MINERIA A CIELO ABIERTO EN LA RIOJA, EN COMPLICIDAD CON EL GOBIERNO

By Marta - 15 enero 2012 Responder

Hola Sergio: Gran nivel y belleza y realidad en las reflexiones. Alguna vez , seremos todos iguales ? nada más que»Seres Humanos» con derechos y obligaciones,con las mentes limpias, sin envidias, desidias,sin haraganerías, responsables,temerosas,agradecidas,humildes,generosas,etc. y sobre todo creyentes en Dios, como Unico Gobernante

By Jorge Gentile - 15 enero 2012 Responder

Gracias rabino por esos conceptos buenos. Bendiciones para usted y los que lo rodean.

By mirtha - 15 enero 2012 Responder

-cada hombre continua el «llanto» de adan, en la medida que no reconoce su «compromiso» de cuidar la «vida toda..»
-no tardemos en descubrir y poner en practica que, el «monte» que debemos escalar, no esta «fuera» de nosotros..
-y, «pertenecemos…»

By Adelina Tessier - 15 enero 2012 Responder

Hermosas reflexiones. Las comparto con Amor.La humanidad necesita el Conocimiento Espiritual. Es hora de unirnos.Gracias Sergio por ayudarnos a sentir el Amor Universal.Shalom.

By Beatriz - 15 enero 2012 Responder

Una reflexión excelente para darnos cuenta de que en la medida que respetemos y honremos la naturaleza, también lo hacemos con nosotros mismos…

By Laura - 15 enero 2012 Responder

Los seres humanos vivimos «la aventura cósmica» conforme a donde el destino nos puso (en el altiplano, a orillas del mar, en un mundo musical, en el medio científico, en el ámbito religioso, etc. ). La inteligencia, la voluntad y el libre albedrío dan la posibilidad de vivir espiritualmente en armonía con el cosmos, con aquello con lo que vivimos y con lo que podemos y debemos hacer. Ya sea el agua, la tierra, el aire o el fuego nos acompañan según lo que estamos haciendo y conforme a eso enfocamos nuestro objetivo.

By David Ghelman - 15 enero 2012 Responder

Estimado Rabino:
Acompañando sus reflexiones,pienso que nosotros somos una reunion de atomos, tal cual la tierra y el universo todo. Cuando bebemos agua, incorporamos atomos, cuando nos cobijamos al calor del fuego, recibimos la energia de atomos en transformacion…
Cuando caminamos, los atomos de la tierra nos sostienen, y cuando respirammos los atomos del aire nos permiten seguir viviendo…
Y en esos atomos, Dios deposito nuestra alma, que se apoya en los atomos…
Si contaminamos el aire, no lo podemos respirar…
Si contaminamos la tierra, no podemos sembrar…
Si contaminamos el agua, no podemos beberla…
Si maltratamos al fuego, el nos maltratara a nosotros…
Si contaminamos las almas, nos alejamos de Dios, y asi pierde sentido el agua, la tierra, el aire y el fuego…
Comparto sus conceptos
Shalom

By HORACIO A. SCHIRATTI - 15 enero 2012 Responder

Muy Estimado Sergio Bergman,

Los logros de las ciencias contemporáneas, en especial la Astronomía y la Astrofísica han instaurado de manera contundente la noción de la evolución. Desde hace 15.000 millones de años nuestro universo viene evolucionando de un principio infernalmente caliente y desorganizado (a partir de la «gran explosión o Big Bang) hacia estados de organizacion y complejidad cada vez más elevados, a la par que se enfría y se expande. A partir de lo que podríamos llamar un «Caos Primordial», la naturaleza se organiza con una estructura piramidal, en la que los peldaños superiores se van construyendo por combinacion de los elementos de los peldaños inferiores. Primero aperecieron los nucleones (núcleos atómicos y electrones, libres al principio por la enorme temperatura), luego los átomos, mas tarde las primeras moléculas, las biomoléculas y finalmente, en la punta de la pirámide, los organismos vivos y complejos. Entre ellos -y hasta donde podemos saber- el organismo humano es el mas complejo y maravilloso de todos.

Para darnos cuenta de esta increible evolución, imaginemos resumir en UN DIA la vida de nuestro planeta desde sus inicios, hace 4000 millones de años: La tierra se forma a las cero horas. A las 4 de la madrugada, las algas y las bacterias proliferan ya en los mares templados. Los primeros moluscos y crustáceos sólo se constituyen al anochecer (digamos a las 8 de la tarde….). Los dinosaurios entran en escena hacia las 11 de la noche…..para salir de ella cuarenta minutos más tarde. Durante los últimos 20 minutos (a partir de las 12 menos 20 de la noche…) los mamíferos invaden el planeta y se diferencian rápidamente. Nuestros antepasados primates aparecen en los últimos 10 minutos y ven como su cerebro triplica el volumen durante los últimos 2 minutos.

Partiendo de esta cronología de los hechos, parece más que razonable coronar nuestra pirámide actual con un gran signo de interrogación……la evolucion del universo continúa maravillosamente…y ni siquiera lo hace a velocidqad constante sino que lo hace acelerándose en el tiempo…

Resulta entonces evidente que el universo ha sido dotado por el Gran Creador con lo que podriamos llamar una «pulsion de vida». Y, alarmantemente, en contraste el hombre a veces paraceria estar dotado de una «pulsion de muerte», tal como lo demuestra la creacion de las armas nucleares y, mas últimamente, la desenfrenada contaminacion del Planeta.

La especia humana sobrevivirá en la medida que acompase el plan del Creador. Y como resulta evidente que (en su infinito amor) El Creador quiere que evolucionemos, tarde o temprano el hombre dejará totalmente de lado la pulsion de muerte y se unira a la pulsion de vida.

Esa es la gran noticia.

Un gran abrazo.

By Isabel Liliana Chaparro - 15 enero 2012 Responder

El Espiritu del Creador en una comunion e intimidad diaria nos guia y tranforma para ser cada dia mejores personas; ya que fue quien creo los cuatro elementos y soplo vida al hombre. La manifestacion de su presencia en nuestras vidas es tan real que no pasa desapercibida; ya que acontecimientos sobrenaturales se evidencian por lo tanto si buscamos al Creador en el encontramos la respuesta para valorizar cuidar y perpetuar la creacion.Shalom, Bendiciones!

By Edgardo - 15 enero 2012 Responder

Sergio,
Excelente tu reflexión.
Mi convencimiento, para estar a la altura de estos elementos debemos cuidarlos como si fuéramos nosotros mismos.
Desde chico aprendí que debemos proteger nuestra naturaleza (en ella incluyo todo: hombre, animal, vegetación, mares, océanos, etc, etc… todo lo que forma parte de nuestro planeta).
Desde el consumo racional de energías, alimentos, aguas, etc. El cuidado de los animales domésticos y no domésticos que de una u otra forma me relacioné. El no contaminar el medio ambiente. El de no tirar basura en las calles. El de servir a los que nos necesitan. Entre otras tantas cosas.
Creo que todo esto te vuelve de una u otra manera y digo esto porque mi experiencia con la naturaleza desde mi niñez (consciente e inconsciente) hasta mis 40 años, por ser aventurero he estado en distintas situaciones de riesgo con la naturaleza y siempre he sido favorecido, hasta a veces con cosas insólitas y aún sigo sano y salvo.
Entonces creo que estar conectado con la naturaleza, respetarla (no tenerla miedo), ella también te protege.

By uge - 15 enero 2012 Responder

Ante todo, gracias por esta reflexión, muy bella y oportuna para esta espléndida mañana de domingo.
Contestando la pregunta que proponès al final, me parece que sabernos constituídos por lo mismo que todo y TODOS los que nos rodean, ayuda a profundizar la noción de ser partes de un unidad que nos excede y trasciende en todas las dimensiones. Y a la responsabilidad por mis acciones ya que, indefectiblemente, repercuten en el TODO.

A mi me llama especialmente a la empatía: «nada de lo humano me es ajeno». A la humildad ya que somos un puntito en el espacio y nuestra vida un instante en el tiempo. A la calma al callar la mente y disfrutar de un paisaje sabiéndome tan parte de él como un árbol. Y al amor: hermanada con todo es natural amarlo y querer cuidarlo.