Noticias

HomeReflexionesSer optimista

Ser optimista

El optimismo es, lógicamente, la antítesis del pesimismo; una visión negativa de la vida que tiñe nuestro futuro de una opacidad descorazonadora, que tanto daño le hace a tanta gente (No va a andar… No va a funcionar… No voy a poder…). El optimismo creo, es esencial al ser humano. ¿Qué quiero decir con esto? Que no somos productos finales, sino justamente una obra en proceso, y que todo el tiempo nos estamos haciendo. Y que, por lo tanto, nuestra verdadera potencia está en iniciar, y no necesariamente en terminar. El optimismo debería ser esa energía que nos alienta: No importa tu edad, ni el momento de la vida que estés atravesando, seguí haciendo, seguí siendo, porque la clave de tu humanidad está en ese devenir; no te rindas jamás, seguí probando.

¿Cómo hacemos, más allá de lo que describí recién, para ser optimistas con todo lo que vemos que sucede a nuestro alrededor? ¿Cómo forjamos ese optimismo? Lo hacemos desde una disposición, apelando a la esperanza y a la luminosidad de futuro. Ser optimistas es insertarnos en el curso de la historia (con mayúsculas) sabiendo que no vamos a lograr torcerla, pero sí con la certeza de que nuestras pequeñas historias serán un aporte clave para ese conjunto mayor.
Optimista, en esta línea de pensamiento es quien asume el protagonismo de su vida. Un pesimista, en cambio, será siempre la víctima pasiva. Y con esto no quiero decir que no podamos quejarnos, muchas veces con justa razón, cuando nos va mal, o cuando algo no sale tal como lo habíamos planificado. El problema es transformar esas lamentaciones en un estado general y permanente, y vivir la vida bajo la lente esmerilada del pesimismo.

(…) Tuve una dificultad, la voy a superar… Estoy enfermo, pero me voy a curar… Es una posición de imposición positiva y energética. No es invocar la magia, ni la ilusión, ni la superstición, sino hacer todo el trabajo necesario para revertir los problemas que vaya deparando el camino. Pero desde la alegría, no desde la tristeza. Desde el entusiasmo, no desde la nostalgia. Desde la fe, no desde la especulación. Y sin caer en la fantasía de la omnipotencia, sino justamente aprendiendo a distinguir nuestras reales posibilidades.

Un ser optimista no es aquel que espera que se realice la ilusión, sino el que pone entusiasmo y energía para transitar y superar con esfuerzo los momentos duros o complicados, el optimista se verifica ante la dificultad. El optimismo, desde el punto de vista espiritual, no está vinculado a lo que va a pasar afuera, sino a lo que se hace adentro para encarar lo que el afuera propone o impone, según el caso. Un verdadero optimista no apela al pensamiento mágico o infantil: Quiero que se cumplan todos mis deseos… Sino que enfrenta su optimismo desde la madurez. Como la mente y cuerpo están conectados, una persona optimista es más sana que lo que no lo son. Y además, curan y sanan a los que están a su alrededor.

Fragmento del libro Ser humanos.

16 Responses to “Ser optimista”

By Roque Salas - 14 agosto 2012 Responder

Como siempre muy claro. La primera Esperanza debe tenerse en Dios. Los hombres no son confiables, especialmente en nuestro Pais ………. y eso no es ser pesimista, sino querer tener a alguien en quien confiar. Nuestra realidad es la de una Sociedad muy enferma y de esta provienen los dirigentes. Si uno no fuera optimista, caeriamos en el nihilismo. Creo en la juventud ue no es la campora.

By gustavo lattes - 10 agosto 2012 Responder

Hay personas que nacen con un chip especial en cuanto a su. sentido del HUMOR; este don que se nos otorga a algunos determina sin duda alguna que ella vivira siempre con optimismo.Peroso nos damos cuenta de esto cuando somos libres aceptando que los enemigos de la libertad no estan fuera de nosotros sino dentro.Por ultimo vivimos en una cultura futura, pensando el los miedos que vendran que no son mas que prevenciones disfrazadas aniorando viejas paginas amarillas de nuestro pasado.Ser optiista, una actitud que tambien se elige siendo usted, siendo ahora y estando aqui.

By Mercedes Urdapilleta - 8 agosto 2012 Responder

Gracias rabino por tu palabras de optimismo en este momento que lo único que se escucha y se percibe, son pálidas. Que el buen Dios nos ilumine y ayude para que a través de nuestra preparación interior podamos encarar con optimismo lo que nos toca vivir en el afuera.
Que Dios te bendiga
Saludos
Mercedes

By MARIA INES LODOLA - 8 agosto 2012 Responder

Estoy por cumplir 80 gloriosos años ! Gloriosos no por falta de problemas y dificultades… sino porque a lo largo de mi larga vida he descubierto que Dios me ama, que es mi Padre bueno, que El se las arregla para que todo me sirva… Esa es la base de mi optimismo, hondo,incansable… Pero cómo mantenerlo intacto frente a la edad que inexorablemente marcha hacia el final ?

By Cecilia - 8 agosto 2012 Responder

Optimista se nace ?? O puede uno volverse optimista luego de haber pasado dolorosas experiencias? Maravilloso el texto…

By inemercedes - 7 agosto 2012 Responder

CONOCERTE PERSONALMENTE ES CONTAGIARSE DE TU OPTIMISMO EMPRENDEDOR, POR ESO GRACIAS POR TUS REFLEXIONES!!!!

By Carlos Campi - 6 agosto 2012 Responder

Texto que baña como agua fresca este momento de mi vida. Vaya si es importante ver el «vaso medio lleno» en lugar de ver el «vaso medio vacío». Desde el punto de vista de la inteligencia emocional, el optimismo es una actitud que impide caer en la apatía, la desesperacion o la depresión frente a las adversidades. Por lo tanto practicarlo cotidianamente es una muy saludable conducta ciudadana!

By Jorge - 6 agosto 2012 Responder

Muchas gracias Sergio, por enviar este fragmento… en este momento de mi vida es como que me llega justo y en el instante indicado… me llena de alegría haberlo leído, otra vez gracias, lo recordare siempre. sds Jorge

By Tely Benin - 5 agosto 2012 Responder

Ese deberìa ser nuestro eje cada dìa . Gracias por ayudarnos a tenerlo presente con tanta claridad y sabidurìa. Tely

By María - 5 agosto 2012 Responder

Gracias Sergio, Si bien he leído tu libro, el ayuda memoria en tus «reflexiones», merecen un doble agradecimiento.María del Carmen Grumelli.

By Sabá Monzón - 5 agosto 2012 Responder

Rabino ,eué admirable claridad para expresar las ideas…genial..no me pierdo ninguna de las reflexiones. Cuánto talento y seguramente cuánta formación…ADELANTE..!!

By alfonso cerutti - 5 agosto 2012 Responder

Estimado Sergio, sigo con mucho entusiasmo tus reflexiones dominicales. Son un verdadero aporte al espíritu que enriquecen el modo de ver y de vivir nuestra efímera existencia. Es a partir de cada uno, revisando nuestras propias conductas individuales, proponiendo igual comportamiento al íntimo nucleo familiar, luego a nuestros afectos y grupos de trabajos, así como a las instituciones en las que estamos comprometidos, para proyectarse en conductas sociales que permitan crear las condiciones propicias para a una convivencia comunitaria plural digna y respetuosa que, en definitiva, se vuelva en beneficio de cada uno para vivir con toda plenitud nuestra individualidad.

By Mirta Biondi - 5 agosto 2012 Responder

Gracias. Un soplo de aire puro y fresco en la mañana del domingo .
No participo con frecuencia de este foro paro no dejo nunca de leer tus comentarios.Dios te bendiga Rabino .Un abrazo.

By Patricia Castagna - 5 agosto 2012 Responder

Excelente, doy fe de ello.

Saludos cordiales,

By César Artigas - 5 agosto 2012 Responder

Sencillamente, extraordinario.

By Gonzalo - 5 agosto 2012 Responder

Muy buena reflexion. Entiendo q el optimismo solo puede nacer de la claridad de proposito. Cuando tengo claro para q soy y para q estoy en la vida dificilmente los obstaculos me roben el optimismo.
Cuando se quien soy y hacia dde voy las fuerzas se multiplican.