Noticias

HomeReflexionesSer particular

Ser particular

Ser humanos en lo particular significa asumir, desde nuestro trabajo espiritual, que los valores que nos sostienen y nos alimentan no son solo nuestros, sino de toda una humanidad, pero como cada persona es única, original e irrepetible, solo accedemos a lo universal a través de lo particular. Es decir, los valores no tienen copyright, son de todos, pero cada uno tiene la posibilidad de encarnarlos, traducirlos, practicarlos, pensarlos y vivirlos según los rasgos de su individualidad. Y es en esa individualidad que cada uno se hace humano con su sello personal.

La falacia de suponer que debemos cancelar ese plano de lo particular para acceder de un salto a lo universal puede ser riesgosa. No solo porque alienta la demagogia, sino además porque puede ayudar a abonar sistemas totalitarios, ya que rápidamente aparecerá quien intente imponer su propio universal, para homogeneizar y soslayar o eliminar las singularidades.

Por el contrario, el acceso a lo universal debe hacer a través de lo particular. ¿Cómo?
Valorizando nuestros orígenes, nuestras raíces, nuestras tradiciones, nuestras casas, nuestros recuerdos, nuestra genealogía. Y respondiendo esas preguntas que nos interpelan desde que nacemos: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?
Debemos valernos de todas esas manifestaciones de lo particular, ponderarlas y cargarlas en nuestro ser, no como una mochila que aminore nuestra marcha, sino precisamente como una brújula que oriente nuestro norte.

Y si en esa particularidad notamos que debemos hacer alguna modificación, o que queremos optar por otra cosa, o que tenemos el deseo de hacer una síntesis a partir de las diferencias que aprendimos de otros, intentaremos siempre encarar esa tarea como un acto amoroso de integración progresiva, y nunca como un corte abrupto o una negación respecto de lo anterior.

Nunca debemos renegar de nosotros mismos, sino asumirnos y aceptarnos. Porque se trata de potencia con la que venimos dotados. Y si bien podemos cuestionar el misterio de nuestro origen tanto como queramos (¿por qué nací donde nací?, ¿por qué soy quien soy?), la primera disposición amorosa que debemos tener con nosotros mismos es reconocer y aceptar que todo lo que somos es bueno. Todo es bueno. Y jamás debemos juzgarnos ni prejuzgarnos con la mirada del otro.

¿Cómo lo hacemos? Investigándonos, estudiándonos, buceando en las profundidades de lo que somos. Porque nadie ama lo que no conoce. ¿Para qué? ¿Para atrincherarnos en esas tradiciones, para refugiarnos en esa suerte de atmósfera controlada y cerrada a cal y canto? No, por el contrario, para poder integrarnos luego a lo universal aportando nuestras diferencias.

Fragmento del libro Ser humanos.

8 Responses to “Ser particular”

By gabriela - 12 julio 2012 Responder

Maravillosas palabras. Maravillosas de verdad!

By Hugo Nogueira - 10 julio 2012 Responder

¿De dónde venimos, quiénes somos, adónde vamos?: para no correr el riesgo de caer en una respuesta metafísica, haré un comentario terrenal: los argentinos, en una inmensa mayoría, no tienen la menor idea con un agravante: tampoco les interesa. Hugo Nogueira

By Debora - 9 julio 2012 Responder

Solo quiero agradecer por esta reflexión porque desde mi comprensión nos acompaña a que nos miremos a nosotros mismos y nos aporta entendimiento a todo lo que podemos ser desde nuestra humanidad (individual), a nuestro Ser y Hacer en la vida (en todos los ámbitos).
Al reloj por mas que le movamos sus manecillas no lograremos acelerar el paso del tiempo.
No prejuzgarnos con la mirada del otro… tan importante para no perder la brújula, la nuestra, la de cada uno no?… gracias

By Tely Benin - 8 julio 2012 Responder

Reflexiones con esta profundidad de pensamiento , aportan una gran riqueza . Desearìa poder extender el nùmero de destinatarios y aunarnos en esta tarea que conduce a crecer como sociedad. Desconozco los mecanismos. Creo que somos muchos los que deseamos recuperar valores indispensables y fundamentales,pero lamentablemente estamos dispersos. Cual es el primer paso para encontrarnos? Muchas gracias Tely

By Javier Sotomayor - 8 julio 2012 Responder

SOMOS TODOS ORIGINALES, ÚNICOS Y PERFECTOS; CON VIRTUDES Y DEFECTOS, SIMILITUDES PRONUNCIADAS Y DIFERENCIAS MARCADAS, SIN IMPERFECCIONES, EXTRAPERFECTOS!

Secuencias, Secuelas y Señuelos?
Secuencias, Escuelas y Señuelos!
Consecuencias de Escuelas son Sueños!

Extracto del libro “INDIOMANUAL” de Sixto Vázquez Zuleta: “Algunos replicarán que la emigración del campo a la ciudad es una constante, no sólo en la Argentina sino en la mayoría de los países, pero les hago notar que no debemos dejarnos llevar con la corriente sino buscar soluciones própias, y que por lo menos una nación tiene su Tierra Prometida y aunque sea un desierto, la hace florecer. Claro que detrás de este amor a la tierra hay una mística. Eso es lo que nos falta a los argentinos. Carecemos de ese ideal, que vá más allá del patriotismo, que nos una y nos haga vibrar juntos como las cuerdas de un instrumento. La educación es la llave para crear esa mística.”

By eduardo ojeda - 8 julio 2012 Responder

Rabino, vengo de una familia Bautista,que llegaron al chaco hace mas de 70 años y obviamente eramos minoria y somos minoria y nuestros vecinos familia judias, y sabes la gran amistad que hemos construido, al ser ambos minorias, y desde muy pequeño, aprendi junto am is padres eso del ecumenismo y festejar las fiestas, de ambas familias y hoy a mas de 56 años pienso que hermos fue vivir aquellos, que bueno que nos enseñaron a ser democraticos ,a respetarnos, a vivir en armonia, mis maigos no jugaban en shabhat y yo debia guarar el domingo, pero fue una niñez llena de amor, por eso hoy al leer sobre las raices, digo es verdad es muy importante y es lo que trasmito hoy a mis hijos…un abrazo y lo seguimos siempre

By Maria de los Angeles - 8 julio 2012 Responder

Sergio, una vez mas gracias!!!,eres de las pocas personas creibles que se visualizan en el concierto politico argentino,y eso es seguro por la espiritualidad que embarga….no se puede «ser humano», si antes no se logra ser un ser espiritual….gracias por tus enseñanzas, ….con cariño. Angeles