Noticias

HomeReflexionesSer sustentable

Ser sustentable

Cuando hablo de sustentabilidad no me refiero tan sólo a la ecología, ni al cuidado de los recursos naturales del planeta en el que vivimos (que resultan –desde ya— esenciales, pero que son materia de estudio de otras disciplinas). Por sustentabilidad entiendo, en este caso particular, nuestra capacidad para ser autoportantes en la conciencia de hacernos humanos todo el tiempo y de sostener esa humanidad que vamos alcanzando en nuestro devenir. Es decir, una suerte de “ecología del ser”.

Así como en la vida cotidiana —por ejemplo—podemos reciclar desperdicios (o al menos sería recomendable hacerlo), en la dimensión de lo humano también podemos realizar un trabajo permanente de reciclado de nuestro propio ser. Una suerte de mecanismo que filtre las impurezas. Porque esta sustentabilidad de la que hablo consiste, precisamente, en pasar por el tamiz de la conciencia, todo el tiempo, los aspectos centrales de nuestra humanidad.
Para lograr con éxito esta propuesta de sustentabilidad es fundamental tener disciplina. Una disciplina que no sea un mero acto mecánico de repetición. Una disciplina mediante la cual podamos ejercer un pensamiento crítico, una constante reflexión sobre nuestras acciones y sobre nuestros comportamientos. Una disciplina de la conciencia que nos recuerde que la espiritualidad no es un pasatiempo para las vacaciones, sino una acción sostenida de todos los días.

En este sentido, para recorrer este sendero sería deseable dejarnos iluminar por la siguiente pregunta: ¿Qué le aporté hoy a mi humanidad por lo que hice? No por lo que me dieron, ni por lo que me hicieron, sino por aquello que puse de mí para ser una entidad vital sustentable y autoportante.

¿Y por qué esta pregunta es relevante? Porque si esperamos que la sustentabilidad de nuestro ser provenga de los demás, nos vamos a frustrar casi sin excepción. Pero si asumimos, en cambio, que no debemos ser demandantes sino dadores de humanidad, y que tenemos la capacidad de sostener esa potencia como un desafío permanente, no solamente lograremos sustentarnos a nosotros como entidades individuales, sino que además podremos generar un verdadero ecosistema de sustentabilidad humana a nuestro alrededor.

La sustentabilidad está definida, en nuestra acción cultural y social de sentido, por aquellas actividades que desarrollamos agregando valor. No se trata sólo de una dimensión ecológica, sino de viabilidad de la humanidad como civilización, y al mismo tiempo, como el hogar que habitamos en el planeta donde nuestra madre Naturaleza sufre la depredación a la que la sometemos. Son cuatro los campos de acción que la humanidad desarrolló durante su evolución, siendo ahora testigos de su involución. Se pone todo en riesgo de modo irresponsable por la acción negligente de no cuidar las proporciones y olvidar que solo el valor sustentable es el que permite el desarrollo de todos los demás. Entendemos que nos hacemos humanos en valor sustentable cuando ampliamos la intersección de los valores económicos, sociales, públicos y ecológicos de nuestras actividades y de nuestra conciencia. Nuestro desafío de hacernos humanos es crecer con la conciencia de que la intersección entre estas cuatro dimensiones de valores, en las actividades que desarrollamos, es el valor sustentable de nuestra acción, y que si no lo hacemos crecer tanto o más que cada una de las partes, el conjunto corre riesgo terminal. Valor sustentable es ser viables, no detiene el crecimiento sino que lo ordena en una dimensión en la que crecer no sea consumir más sino hacerlo con responsabilidad y conciencia. El intento bien vale la pena, ya que nos haremos más humanos con nosotros mismos, y tendremos más de ese capital humano para ofrendar y ofrecer: una transacción de pura ganancia, ya que, de ese modo, los que nos rodean estarán mejor.

14 Responses to “Ser sustentable”

By Ana Maria Mandrilli - 19 junio 2012 Responder

Estimado Rabino:
Que bueno es contar con gente con ideas tan claras,sencillas y «reales»!Gracias por compartirlas y llevarnos ala reflexión ,más allá de las ideologías (de cualquier tipo)Voy a comenzar el ejercicio de mi propia sustentabilidad,como una forma de cambio personal y ejemplo para los que me rodean.
Bendiciones Ud. y su gente

By Gustavo A. Goyeneche - 18 junio 2012 Responder

Ante todo ¡Feliz Paternidad Sergio. Me gusto mucho que hicieras referencia a la espiritualidad que es imprescindible para lograr esa ecologia del ser. Y por espiritualidad me refiero a nuestra voluntad de estar unidos a lo que supera lo meramente humano y va hacia un lugar mas Trascendente. La trascendencia entendida como esa unión que por ley natural nos ha concedido Dios. Esta espiritualidad nos hace mas humanos, y si la cultivamos, todo aquello a lo que tu te refieres cobra sentido y nos anima a tener -en este caso del valor de lo ecologico- esa diciplina para conseguir la permanencia de actitud ya que es reflexiva pues es procedente de una union con lo Supremo. Asi he entendido tu mensaje que me parece muy alentador. Muchas gracias Rabino Sergio.
Un fuerte abrazo.
Gustavo

By Maria Isabel Costantini - 18 junio 2012 Responder

Estimado Rabino :
Es un placer recibir sus reflexones . Eso es lo que necesitamos «Ecologia Humana».
Renovacion del hombre , reciclarnos es como reinventarnos no solo para sobrevivir sino para cambiar.» Piensa en lo puro en lo honesto en lo bueno permanentemente echando fuera de ti aquel intruso que quiera enlodar tu alma «.
Gracias Sergio ,de la llenura del corazon habla la lengua.
Bendiciones a Usted y todos su equipo
Maria Isabel

By guillermo pellegrini - 18 junio 2012 Responder

Rabino, buen dia, Jorge Cohen facilito esta relaciòn, sinceramente como se suele decir «ud. no sabe lo que sabe»..!!Lo de la sustentabilidad es extraordinario aplicado al ser como concistente, y lo de purificarse, como hacer uso de la disciplina, son variables de gran contenido existencial, imprescindible para un despegue de la comunidad toda.

By Mirta Sattler - 18 junio 2012 Responder

Quise decir: ecológicos, sociales, públicos y «económicos»…

By VILMA DE BRASI - 17 junio 2012 Responder

MUCHAS GRACIAS, POR TUS REFLEXIONES, Y ME DAN GANAS DE SEGUIR ADELANTE, OFRECIENDO DESDE MI ONG, TODO AQUELLO QUE ESTÉ A MI ALCANCE. ES CIERTO QUE UNO DEBE DAR, SIN PEDIR NADA A CAMBIO, PERO CREO QUE AUNQUE SEA UN GRACIAS, ES UNA CARICIA AL ALMA.
HOY ME VINO MUY BIÉN RECIBIR TU MENSAJE, AYER ME PASÓ, QUE ´LE OFRECÍ A UNA PERSONA ALGO MUY IMPORTANTE PARA ELLA Y SIN EMBARGO, APENAS RECIBÍ UN APAGADO Y FRÍO GRACIAS, ME DEJÓ REALMENTE PERPLEJA. BUENO SOLO TE LO COMENTO , NO ME ARREPIENTO DE NADA,PERO CREÍ QUE IBA A RECIBIR, PALABRAS DE AGRADECIMIENTO, MÁS AÚN POR EL ESFUERZO QUE HICE. ASÍ ES LA GENTE, LES DÁS Y CUANDO LO TIENEN, LES PARECE POCO O NADA, ES MÁS ME DIJERON, SI VOS NO LO CONSEGUÍS, QUIÉN LO VA HACER…….BLA,BLA.
SERGIO, TE ADEMIRO Y RESPETO.
CARIÑOS
VILMA

By María Cristina Bó - 17 junio 2012 Responder

Resumiento: Eres lo que haces, no lo que dices. ¿Difícil no?

By inemercedes - 17 junio 2012 Responder

MUCHAS FELICIDADES POR TU PATERNIDAD TAN EJEMPLAR Y «SUSTENTABLE» EN EL MÁS AMPLIO SENTIDO QUE INDUCÍS CON TUS REFLEXIONES, VALORO ENORMEMENTE TU EJEMPLO Y FELICITO A TU MARAVILLOSA FAMILIA POR GOZAR DE TU PRESENCIA!!!

By Marta Estela - 17 junio 2012 Responder

Gracias Sergio por su comentario, Dios lo bendiga en este día muy especial del padre.

By Debora - 17 junio 2012 Responder

Es brillante este concepto de sustentabilidad del ser humano!
Para mi requiere de una permanente toma de conciencia de las vivencias y acciones en las que nos involucramos. Sería algo así como un circuito de voz interior que, mientras hacemos y nos comunicamos decodifica el sentido de como fue esa interacción o ese hacer: ¿prevaleció la ira, o pude ceder en pos de un bien mayor? ¿acepté otra visión aunque no la comparta? ¿y si no la pude aceptar, porque ocurrió, que aspectos de uno afloraron para no poder aceptar? y así podríamos preguntarnos, hacer, contestarnos, hacer, comunicarnos,verificar, hacer, hacer,hacer, sin dejar de oir esa voz que sería la que nos re-ubica de manera que lo que hacemos y somos mantenga el sentido que queremos dar a nuestro tránsito por este mundo …
hasta siempre
gracias
Debbo

By Ricardo Bekerman - 17 junio 2012 Responder

Muy humana y necesaria la reflexión, Gracias por ella. la reenviaremos.

By olga - 17 junio 2012 Responder

Meencanto y, citando la fuente, pienso incluir algunos de estos conceptos en mis clases de sustentabilidad ambiental agropecuaria. Gracias!

By Mirta Sattler - 17 junio 2012 Responder

SERGIO, ¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

By Mirta Sattler - 17 junio 2012 Responder

Excelente Sergio! limpiando nuestro espíritu y nuestro entorno de emociones tóxicas (diría Stamateas)y tomando los valores en el siguiente orden: ecológicos, sociales, públicos y ecológicos.
Gracias, buen domingo.