Noticias

HomePrensaSólo la justicia nos hará libres

Sólo la justicia nos hará libres

El olvido es un atentado a la causa AMIA. La mala memoria, también. Recordar a los muertos de la AMIA es santificarlos. Usarlos para la política partidaria es profanarlos. Hoy, como siempre, nuestro compromiso y clamor es el del primer día: «Justicia perseguirás».

La onda expansiva de división entre los argentinos como estrategia del kirchnerismo para dominarnos no dejó en pie causa alguna sin profanar. La decisión del Gobierno de editar un relato único para cooptar la causa AMIA con una memoria parcial llena de mentira, resentimiento y división destruyó, en la mañana del 18 de julio último, el común denominador que ha unido a los argentinos durante los últimos diecisiete años y de todos los que, año tras año, peregrinamos en dolor y silencio al altar de memoria de la calle Pasteur.

«Justicia perseguirás» es nuestra respuesta y propuesta para volver a construirnos y constituirnos luego del atentado que las palabras de Sergio Burstein perpetraron esa mañana la memoria de toda una sociedad que no piensa igual, pero que tiene una causa en común.

Burstein fracasó: no nos dividirán. No será la comunidad judía ni la sociedad argentina la que permita que causas nobles y de todos sean profanadas por algunos. Valga como ejemplo la trayectoria que todos sostenemos y respetamos, como es la de las Madres de Plaza de Mayo, degradada por la malversación de fondos públicos en la que se vinculan un gobierno, una madre y un administrador. Sobre las ruinas del acto en la AMIA volveremos a edificar. Lo haremos sólidamente, con los cimientos de los valores de la verdad y de la justicia: reafirmaremos una unidad en nuestra diversidad porque no basta con denunciar a los encubridores y responsables políticos de la impunidad.

En una AMIA de todos, perseguir justicia es afirmar un camino para afianzar el horizonte de verdad y justicia que sabremos alcanzar. ¿Cómo? Primero, reconociendo que tenemos jueces que estarán juzgando próximamente a los malos fiscales y también a los peores jueces, quienes no administraron justicia, sino favorecieron la impunidad y la mentira.

La Suprema Corte de Justicia ha planteado que crímenes de lesa humanidad como el atentado a la AMIA no prescriben, y esa interpretación alcanza también a la conexión local. Existen, además, elementos probatorios suficientes para que los procesados y sentenciados como culpables en esa conexión sean nuevamente juzgados.

Irán, lo sabemos, es el responsable de los dos atentados, el de la embajada de Israel, en 1992, y el de la sede de la AMIA, en 1994. La Argentina debe migrar de una declaración a una clara política de Estado en sus relaciones internacionales, avalada desde el Congreso: debe poner fin a las relaciones comerciales con Irán exigiendo que los funcionarios de ese país se presenten ante los jueces argentinos.

Nos autoconvocamos nuevamente bajo el mismo mandato: «Justicia perseguirás». El desafío es superar la confrontación y la división para recuperar la dignidad de una AMIA que es de todos. Somos diversos, es cierto, pero no estemos dispersos en el reclamo. Juntos debemos valorar y acompañar a la Justicia, que promueve acciones concretas y se mueve a favor de nuestras convicciones. Lejos de confrontar en el mismo nivel de quienes atentaron contra la AMIA con su odio, mentiras y rencor, nosotros superaremos el agravio redoblando el trabajo por una Justicia que lamentablemente no nos devolverá a los muertos, pero que permitirá que descansen en paz. Sólo en la verdad y la justicia, los argentinos volveremos a vivir como hermanos.

La causa de la AMIA nos convoca a perseguir justicia para dejar de perseguirnos entre nosotros y poder vivir definitivamente en paz.

Rabino y legislador porteño electo por Pro.

Fuente: Diario La Nación (http://bit.ly/qsbWfg)

Foto: Prensa Sergio Bergman